Vie. Abr 19th, 2024

UNICA: la confianza como motor para impulsar el desarrollo

Por: Darío Zegarra, presidente del Consejo Directivo de Newmont ALAC

Un modelo efectivo de inclusión financiera, son las UNICA. Organizaciones conformadas por miembros de una misma comunidad, basadas en lazos de confianza. Son autogestionarias porque su capital de trabajo proviene de los mismos socios en forma de ahorro y al igual que una pequeña financiera, con esos recursos, las UNICA otorgan créditos a los socios que los soliciten. Los créditos se devuelven en cuotas más intereses. De esa forma, se cierra el círculo virtuoso. El proyecto no entrega bienes materiales ni monetarios, se encarga de impulsar las capacidades de los integrantes de las UNICA y los asiste técnicamente en el desarrollo de sus emprendimientos económicos.

Esta iniciativa, pionera en Cajamarca, ha liberado el potencial de los miembros de las comunidades, los ha empoderado para que sean protagonistas de su propio desarrollo. El factor emocional y psicológico ha formado parte de los extraordinarios logros alcanzados. Y en este aspecto, destaco la participación de las mujeres (56%)1, quienes han fortalecido su autonomía tanto en lo personal como económico y son agentes activos en sus comunidades.

Observando el destino de los créditos nos podemos dar cuenta de la evolución tan interesante que se ha producido. Inicialmente los créditos sirvieron para atender necesidades básicas de los prestatarios, como educación, salud, alimentación o mejora en las viviendas. Sin embargo, hoy, los recursos se utilizan para pequeños emprendimientos productivos. De esa forma, el crédito entregado ha respondido a las demandas de los asociados y ha incrementado sus ingresos económicos. El modelo propicia que el capital fluya y crezca, y expanda sus beneficios a toda la comunidad. Desde el 2008 hasta el 2022, las UNICA han logrado acumular un capital de más de 13 millones de soles. En ese sentido, cabe resaltar que la tasa de morosidad durante el mismo periodo ha sido del 1%2. Un resultado relevante.

Otro indicador auspicioso es la cantidad de emprendimientos que se han generado alrededor de esta iniciativa. Más de 3400 pequeños proyectos en la zona rural, la mayoría orientados a ganadería, crianza de animales menores, transformación de lácteos, bodegas y producción agrícola. Con estas iniciativas ha crecido el empleo y se han incrementado los ingresos económicos de los productores o agricultores en más del 20 %.

Como vemos, las UNICA se han convertido en un factor trascendental en la construcción de una sociedad en búsqueda de su propio progreso y sobre la base de alianzas y de diversas colaboraciones, pero sobre todo de la confianza. Valor que les ha permitido ser referentes para administrar fondos externos como el fondo global de Newmont destinado a sus comunidades vecinas para su reactivación económica durante la pandemia y, el Fondo PAS (Paquete Agrícola Solidario) para atender actividades afectadas por la sequía prolongada y lluvias excesivas. Ambos fondos son gestionados financieramente por las UNICA capitalizando su experiencia y generando un efecto multiplicador de beneficiarios.

Lo que está ocurriendo en los territorios donde operan las UNICA es una significativa transformación económica y social. Se cuenta con 289 organizaciones formadas, que agrupan a alrededor de 5000 familias.  Y este 2023, bajo la versión 2.0 se formaron 261 UNICA nuevas, fortaleciendo este tejido social que seguirá transformando el territorio en un espacio de colaboración, crecimiento y sostenibilidad.

Los sorprendentes resultados no son casuales, en ellos se distingue con nitidez el trabajo de las especialistas de Newmont ALAC, el compromiso de las entidades que han contribuido a la sostenibilidad del proyecto y el espíritu emprendedor de los socios de las UNICA. Gracias a todos ellos, el Proyecto UNICA se ha convertido en un referente para la reactivación de las organizaciones comunales.

En el 2022, junto al Programa Mundial de Alimentos iniciamos el desarrollo de un piloto estratégico de financiamiento mixto (blended finance), denominado ¨Ellas Pueden¨, siendo el Perú (Cajamarca) el primer país donde se implementó a nivel mundial (los otros son Zambia y Ruanda), para fomentar la inclusión financiera de mujeres rurales en el sector financiero formal.  No cualquier proyecto se expande de esta forma, de la base hacia el mundo.

Sin duda, este es un proyecto representativo del trabajo en asocio y con objetivos consensuados. Continuaremos creando alianzas y motivando la participación de más actores del desarrollo, como las municipalidades, los órganos descentralizados del gobierno, entre otros, para potenciar los resultados. Esto recién comienza.

1. Fuente: ALAC.

2. Fuente: ALAC.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720