Lun. Nov 28th, 2022

La actividad minera puede tener una influencia significativa en los recursos hídricos en término de cantidad y calidad; por consecuencia, existe una creciente demanda de transparencia y divulgación sobre el uso y la gestión del agua, subrayó Tábatha Chávez, especialista en Gestión de Relaves y Cambio Climático en el Consejo Internacional de Minería y Metales. 

Frente a la necesidad de información, resaltó que empresas de la gran industria minera y metalúrgica elaboran informes consistentes y didácticos sobre el agua, basándose en la Guía de Buenas Prácticas para la Reportabilidad del Agua del ICMM, la cual brinda información sólida, comparable y significativa, en alineación a los requisitos básicos de información existentes.

“Asimismo, la Guía fomenta una mayor comparabilidad entre empresas, proporciona una imagen más completa de los riesgos y oportunidades para la industria, y ayuda a las empresas miembros del Consejo a demostrar que son administradores responsables del agua”, sostuvo durante su presentación en la Cumbre del Agua, Cambio Climático y Minería de PERUMIN 35.

Precisamente, abordó el caso de Freeport-McMoRan, asociado al ICMM, que se apoyó en la Guía para pormenorizar los compromisos que adoptó Cerro Verde para solucionar la creciente demanda de agua, en vista de sus planes de expansión de operaciones mineras de cobre y molibdeno, en una cuenca donde el agua está asignada casi en su totalidad.

“Cerro Verde desarrolló una planta de tratamiento para entregar agua potable a las más de 300 mil personas de Arequipa. Además, se está construyendo una planta de tratamiento de aguas residuales para suministrar a sus procesos productivos, al mismo tiempo que mejora la calidad del agua en el río, beneficiando a la empresa y a la comunidad”, señaló.

También, ejemplificó el uso que le dio Anglo American a la Guía para brindar mayores luces del proyecto de desarrollo de recursos del río Olifants, en Sudáfrica, que trabajó con 26 empresas mineras que operan en la cuenca de Olifants y el Departamento de Agua y Saneamiento, para entregar agua a 2 millones de personas potenciales en la provincia sudafricana de Limpopo.

“En relación al proyecto, la primera fase inició la infraestructura para el suministro de agua en la región de Limpopo al conectar las diversas operaciones. La fase dos implica una mejor comprensión de cómo se puede repartir y mover el agua alrededor del área de captación”, explicó Tábatha Chávez, especialista en Gestión de Relaves y Cambio Climático del ICMM. 

El Consejo Internacional de Minería y Metales reúne como miembros a 27 empresas mineras y metalúrgicas y más de 35 asociaciones nacionales, regionales y de productos básicos, cada uno de los cuales comparte el compromiso con las prácticas mineras responsables y sostenibles. 

“Al trabajar juntos, esperamos lograr un impacto positivo en nuestra industria en general, que mejora la contribución de la minería y los metales al desarrollo sostenible. Esto encarna nuestro propósito de proporcionar liderazgo a través de la colaboración”, acentuó la experta.

IIMP

Por admin


Déjanos tu opinión!