Mié. Jul 6th, 2022

Según el reporte de Boston Consulting Group (BCG), las mujeres fueron las más afectadas tras la pandemia, y resalta que más de 1.6 millones de madres de familia dejaron de trabajar en el 2020 por efectos de la Covid-19. Asimismo, otro indicador de Grade, agrega que el 39% de mujeres jóvenes perdieron su empleo en Perú, Colombia, Bolivia y otros países más de la región. En esta etapa, la ruptura de la trayectoria laboral está asociada con la carga del cuidado de menores, lo que dificulta su inserción laboral.

Mariela Reyes, mamá de Enzo y Jefa de Control de Proyectos de Exploración, nos confirma esta limitación donde las mujeres necesitan de esfuerzo extra para poder salir adelante en nuestro país. “Las mujeres estamos limitadas por el machismo que existe. Pero considero que he salido adelante con mucho esfuerzo y dedicación, sobre todo cuando llegué hace más de 13 años a esta gran empresa que desde el día uno, se preocupó por mi bienestar y desarrollo”.

“Definitivamente en cada etapa de nuestras vidas las oportunidades laborales como mujeres y madres no han sido fáciles”, agrega Flor Barboza, madre de Sarah e Ingeniera de Costos y Sistemas de Información.

Si bien en el Perú existen leyes que fomentan la inclusión preferente de mujeres víctimas de violencia en programas de promoción del empleo, con plazas no menores a un 5%, aún la participación de la fuerza laboral femenina, así como su reinserción luego de la etapa post natal, es una problemática en la que el sector público y privado tienen muchos retos. En este sentido, Gold Fields viene trabajando el proyecto “Madres que trascienden, ¡Renace tu talento!”, cuyo propósito es brindar nuevas oportunidades a aquellas mujeres que vieron interrumpida su labor profesional por la dedicación exclusiva a su maternidad.

“Al ser madre, desarrollas otras habilidades como la tolerancia, organización, planificación y resiliencia; las cuales, considero muy beneficiosas para una oportunidad de trabajo. Desde que llegué a Gold Field, hace casi 8 años, mi experiencia como mamá ha sido de mucho respeto y comprensión con las actividades de mis hijos, con lo cual estoy muy agradecida”, nos cuenta Carla Inurritegui, mamá de Leonardo, Mariana y Contadora Financiera.

“Las mujeres estamos interesadas en continuar creciendo profesionalmente, asumir nuevos retos cada vez más desafiantes en posiciones de liderazgo y, al mismo tiempo, seguir cuidando a nuestros hijos. Hemos demostrado que podemos crecer a nivel personal, profesional, y también transformar la sociedad. Por eso, en Gold Fields estamos impulsando la reinserción laboral de aquellas mujeres que interrumpieron su carrera por decidir ser madres y a la vez fortalecer la corresponsabilidad”, resalta Claudia Narrea, madre de Marcelo y Subgerente de Cultura Organizacional.

Este ambicioso proyecto de Gold Fields estará dirigido hacia las esposas de los colaboradores de la empresa, promoverá empatía, flexibilidad, equilibrio familia/trabajo y las responsabilidades compartidas en el hogar durante cada etapa, logrando en todo momento que las participantes disfruten y sientan que esta iniciativa agrega valor para su vida personal y profesional, dándoles las herramientas necesarias para ser totalmente empleables dentro y fuera de la compañía.

“Es un espacio de autoconocimiento, autodefinición, búsqueda de propósito personal a través de la empatía y reconexión profesional. Se genera consciencia para reconocer que la mujer puede continuar desarrollando su vida profesional y, a la vez, llevar su maternidad al igual que un padre”, agrega Milagros Auad, madre de Said y la primera participante de este programa, además de ser una de las principales gestoras junto al área de Cultura Organizacional.

Cabe mencionar que la iniciativa es parte de la estrategia de diversidad e inclusión de Gold Fields, y fortalece su compromiso y propósito de “crear valor que perdure más allá de la minería”.

Por admin


Déjanos tu opinión!