Jue. Sep 29th, 2022

El reto para el Perú es lograr que los recursos generados por la minería sean utilizados de manera eficiente por el Estado para así lograr el desarrollo de los territorios vinculados a esta actividad y evitar conflictos sociales como los recientes casos de las minas Las Bambas y Cuajone.

Así lo sostuvo Víctor Gobitz, presidente de Antamina. “Debemos evitar, y queremos en eso tener una misma visión compartida con el Gobierno, de que la minería sea vista como un punto de peaje; el dinero se va, no puede ser una relación transaccional”, señaló el ejecutivo esta semana al anunciar la realización del Perúmin, del 26 al 30 de setiembre en Arequipa, evento en el que Gobitz es parte del comité organizador.

“Se debe hacer un buen uso del dinero (generado por impuestos de la minería) en cerrar brechas, en mejorar servicios, ese va a ser un punto de debate en Perumin”, remarcó.

El presidente de Antamina advirtió que hace falta una adecuada planificación de parte de las autoridades para hacer un buen uso de los recursos generados por la minería, lo cual repercute en más conflictos sociales, pues las comunidades piden dinero directamente a las mineras para dejarlas operar.

“Esa no es la solución, sino hacer una planificación de cierre de brechas, en función al potencial de los territorios. Esa planificación requiere de un diálogo multiactor, no solo con las empresas mineras, sino con la sociedad civil, gremios y autoridades para que hagan suyos ese plan; y eso va a evitar que la relación sea transaccional, el dame dinero”, agregó.

Por otro lado, además de dar cuenta sobre el avance de los proyectos de la gran minería, en el Perumin también se presentarán propuestas para formalizar a la pequeña minería aurífera no formal.

“Vamos a discutirlo en el Perumin, tenemos una propuesta sobre cómo debería formalizarse esta actividad. Hay un fondo suizo que viene a presentar un esquema sobre cómo podría formalizarse. Se estima que más de 400,000 peruanos están haciendo minería informal; más de 1 millón de onzas de oro que se producen de la minería informal. Claramente se requiere de una solución que no solo es administrataiva, sino más completa”, sostuvo Gobitz.

Perumin espera recibir en Arequipa a alrededor 50,000 visitantes, entre conferencistas nacionales, internacionales, ejecutivos de compañías y proveedores mineros.

Además, se estima generar un flujo comercial de alrededor de S/ 80 millones, en alojamientos, alimentación, compras, viajes, entre otros.

Por admin


Déjanos tu opinión!