Mar. Jul 16th, 2024

¿Tiene licencia social Tía María?

Para la gestión de los conflictos sociales en la actividad minera es determinante la comunicación política, que evidentemente tiene que ser concertada con los actores del gobierno y la empresa que tiene la concesión, para que puedan manejar un solo lenguaje y el timing, si es que quieren gestionar de manera eficiente la conflictividad y evitar que escale y haga insostenible un proyecto minero.

Y creo que este es el principal problema que tiene hoy el proyecto minero Tía María, emblemático de las luchas sociales en el sur, que tiene muchos pasivos que incluyen el desprestigio histórico que ha tenido la Southern, justamente por los pasivos ambientales, acumulados en décadas en estas regiones del sur. La comunicación hacia la población del ámbito de influencia es determinante, se debe hacer con criterios de ponderación, mesura y prudencia. Esto mejoraría mucho la relación ya desgastada con la población del valle del Tambo, para evitar la conflictividad que inclusive lleva 15 años y 7 muertos -6 civiles y un policía-.

A inicio de semana, el dueño de la Southern, González Rocha, salió en una entrevista anunciando con bombos y platillos el inicio de la construcción del proyecto minero Tía María. Trato de entenderlos si todavía en agosto de 2014 con Humala de presidente le aprobaron su EIA y en julio de 2019 con Vizcarra le aprobaron la licencia de construcción; es decir, ha cumplido la tramitología y debería iniciar sus operaciones para la construcción del proyecto minero. ¿Sin ningún problema?

Puede tener la Southern toda la legalidad aprobada, pero hay un problema que es mucho más complejo y que es condicionante para la viabilidad del proyecto minero y es la licencia social que debería tener, sin lo cual es imposible emprender el inicio de la construcción, como anunció el mexicano, que parecía que se había olvidado de esa condición sine qua non para dar inicio al funcionamiento de Tía María.

Por eso era determinante la comunicación política, para que el mensaje no provoque la conflictividad; además, se tiene que tener una estrategia coordinada para esta cuarta intentona de retomar el proyecto Tía María, que justamente coincide con el inicio de un nuevo proceso electoral, porque, si bien es cierto que parte de la oposición es ideológica por el simbolismo, también es muy bien aprovechado por los políticos como trampolín, e inclusive ha sido aprovechado por algunos camaradas descarrilados, “los lentejeros” que traficaban con la protesta social; mapeen bien a los actores sociales.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720