Mar. Jul 5th, 2022

A partir del próximo año empezarán a vencer los plazos de los contratos para la explotación petrolera de seis lotes ubicados en la cuenca Talara, en el noroeste del país, pero hasta ahora el Gobierno no decide ningún esquema que permita continuar su operación, sea en manos de Petroperú, como es su intención, o sea vía licitación, como planeó Perupetro.

Esa agencia mantiene planes para adjudicar esos yacimientos a través de una subasta pública internacional, y atraer inversiones por cerca de US$ 1,000 millones que permitan incrementar su capacidad de producción petrolera, según revelaron a Gestión fuentes del Ejecutivo.

Se trata de los lotes V -operado por GMP-, II y XV, de Petromont; VI-VII de Sapet; y el lote X, de CNPC, de los que se extraen hoy unos 30 mil barriles en promedio diario, pero cuyo potenciamiento (con nuevas inversiones) podría elevar su producción hasta 100 mil barriles en promedio.

Reconfiguración

Se supo que Perupetro ya aprobó la reconfiguración de esas seis áreas, unificándolas en dos grandes lotes, denominados 204 y 205, y cuya licitación temprana la ha previsto para junio próximo, con el fin de atraer a grandes empresas con capacidad para invertir en nueva tecnología que eleve su producción.

Incluso concluyó días atrás procesos de participación ciudadana para informar a la población situada en la zona de influencia de esos lotes que se debe suscribir nuevos contratos por esas áreas.

No obstante, aún está pendiente que el Gobierno nombre al presidente y dos directores de Perupetro para que aprueben las bases de la subasta.

Empresas

Sobre el tema, Felipe Cantuarias, presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos, señaló que esta demora en la decisión de qué hacer con esos lotes pone en riesgo la continuidad de operación de los lotes con contratos por vencer, en un contexto en que la producción petrolera no se recupera a niveles prepandemia, al tener una producción de apenas 35 mil barriles en promedio diario.

“Es fundamental tomar una decisión sobre cuál será el modelo para la entrega en concesión de esos contratos por vencerse”, aseveró.

En cuanto a la intención del Gobierno de que Petroperú asuma la operación de esos yacimientos, Cantuarias remarcó que la petrolera estatal no tiene capacidad financiera ni conocimiento para operar de manera directa los lotes.

“Petroperú está en situación financiera excesivamente complicada, ha recibido un préstamo (del Estado) por US$ 750 millones para cubrir obligaciones de corto plazo, de capital de trabajo, es decir no tiene recursos para inversión”, aseveró el presidente del gremio empresarial.

PARA RECORDAR

– Sin capital. Semanas atrás el viceministro de Hidrocarburos, Rafael Reyes, señaló ante el Congreso que Petroperú tenía capital, pero no como para hacerse cargo de los seis lotes cuyos contratos están por vencer en Talara.

– Socios. Hasta ahora Petroperú no decide si irá solo o con socios para poner en operación los lotes 192 y 64 que han sido transferidos a la petrolera estatal, y en el primero de los cuales se requiere una inversión de al menos US$ 800 millones.

Elias Garcia – Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!