Mar. Jul 16th, 2024

Southern: Proyecto Tía María requerirá cambio a su estudio de impacto ambiental

Aunque Southern Perú Copper Corporation comunicó días atrás que procedió ya a la reanudación de su proyecto Tía María, en realidad hay un trámite que debe realizar previamente, para poder iniciar en sí la construcción de esa mina a fin de año, como ha previsto.

Así lo reveló, el presidente de la empresa, Oscar Gonzáles Rocha, que explicó que deben modificar el estudio de impacto ambiental (EIA) de Tía María, para replantear la forma de provisión del agua que tendrá el proyecto.

Hasta ahora la empresa informa en su página web que para la operación de Tía María se utilizará agua de mar sometida a un proceso de tratamiento de desalinización por osmosis inversa, y cuyo detalle técnico está contenido en el EIA.

Ya no va la desalinización

Sin embargo, González remarcó que este aspecto en el estudio de impacto ambiental se va a modificar, y para lo cual ya se han contactado con el Ministerio de Energía y Minas (Minem).

Ahora, refirió González, se ha decidido que, en lugar de utilizar el sistema de desalinización, el proyecto se va a abastecer de agua a través de la represa que plantean construir sobre el río Tambo, y que tendrá una capacidad de 60 metros cúbicos.

Detalló que, de ese volumen de agua represada, 7 metros cúbicos irían para abastecer a las dos unidades de producción del proyecto cuprífero como son Tía María y La Tapada.

Agua para uso agrícola y poblacional

Los restantes 53 metros cúbicos, anotó, serían destinados a proporcionar un mayor suministro para el uso agrícola y de la ganadería en el Valle del Tambo y demás necesidades de los pobladores de la zona.

Además, refirió que el diseño de la represa se hará de tal forma que su infraestructura quede al interior de la región Arequipa, y no afecte a la región Moquegua (por donde también discurre el mencionado afluente), atendiendo a una solicitud en tal sentido del gobernador regional de Arequipa, Rohel Sánchez.

Tía María se hará en paralelo a la represa

Actualmente el estudio técnico para dicha represa aún está en elaboración, y -afirmó- se espera que culmine en agosto próximo, para luego proceder a su construcción, pues, anotó, ya se tiene la aprobación para ello por el directorio de la compañía.

Con ello, puntualizó, la construcción de la represa tomaría un año y medio. Paralelamente, indicó, se irá avanzando con las obras de construcción para el proyecto Tía María, que estarían a su vez concluidas entre fines del 2026 e inicios del 2027.

Asimismo, estimó que tomaría un año la construcción de la planta de lixiviación, que también forma parte del proyecto minero, y que permitirá el procesamiento de los concentrados, para su conversión en su producto final que serán cátodos de cobre.

Inversión en otros proyectos

Asimismo, el presidente de Southern Perú confirmó a este diario que, en efecto, tienen proyectado una inversión en total en el Perú de US$10,000 millones a desarrollar por la empresa en diversos proyectos.

Entre estos, incluido Tía María (de US$1,400 millones) se encuentran también los proyectos Los Chancas, en Apurímac; Michiquillay, en Cajamarca, que están ambos en fase de exploración, y que se espera que puedan confirmar reservas dentro de los próximos años.

Obras para Michiquillay arrancarían el 2027

Tal confirmación de reservas, mencionó, permitirá luego determinar la capacidad de las plantas que se construirán en las mencionadas regiones. En el caso de Michiquillay, indicó que espera que su construcción se inicie el 2027, para que concluya el año 2029.

A esto le sumó la ampliación de su unidad minera Cuajone, de forma que pueda extender su producción, de las actuales 90,000 toneladas (por año) a120,000 toneladas de concentrados de cobre.

Nueva fundición

Ese monto de inversión total (US$10,000 millones) incluye además una iniciativa adicional, que aún se someterá a decisión del directorio, para construir una nueva fundición, con una capacidad para el refino de 1 millón de toneladas de concentrados.

Dicha fundición proyectada, se añadirá a la ampliación de su planta fundidora de Toquepala, y que hoy tiene una capacidad de refinación de 1.2 millones de toneladas de concentrados.

Con la nueva planta y la ampliación de la refinería actual, la empresa podrá incrementar su producción de cátodos, y cuya obtención, al tener mayor valor agregado, permite más ingresos para la empresa y el país.

De concretarse este conjunto de iniciativas, González Rocha avizoró que la empresa en el Perú podrá duplicar su producción de cobre y tener una producción mayor que la que tiene la compañía en México, su matriz. Hoy su producción en Perú, detalló, representa el 40% de lo que producen en México.

Interés en puertos

De otro lado, Gonzáles Rocha indicó que (de concretarse sus nuevos proyectos) y requerir un mayor volumen (de capacidad de embarque de su producción), Southern Perú podría adquirir el puerto de Ilo (hoy operado por la estatal Enapu).

Vale recordar que ProInversión ha lanzado una convocatoria al sector privado, para que presenten iniciativas privadas para operar (en concesión) ese puerto.

El titular de Southern recordó que hoy la empresa opera su propio muelle de minerales en Ilo, y con el cual pueden atender sus actuales necesidades de embarque.

“(Pero), si es necesario, se adquirirá el puerto estatal de Ilo”, aseveró.

Por lo pronto, indicó que han recibido una solicitud del Gobierno para financiar un proyecto para la construcción de un rompeolas, mediante Obras por Impuestos, en el puerto de Ilo (administrado por Enapu), y que esperan que se pueda concretar oportunamente.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720