Jue. Sep 29th, 2022

La demanda por productos metálicos en los próximos años tendría que venir principalmente de la inversión del sector minero, pero se necesita de un mejor entorno político para que se materialicen los proyectos, señaló Jerek Butrica, vicepresidente de la Asociación de Empresas Privadas Metal Mecánicas del Perú (Aepme).

Cabe resaltar que la inversión en minería caería en 5% en el 2022 y 16% en el 2023, según proyecciones del Banco Central de Reserva (BCR). El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), por su parte, indica que la caída sería de 2.1% y de 2.4% en esos años.

De manera más global, inversión privada crecería 0% este año (misma proyección que el MEF), aunque instituciones como el BBVA Research y Scotiabank proyectan una caída de 1.5% y 2.3%, respectivamente.

“Si se tiene en cuenta la cartera de proyectos por sector, entre el 45% y 49% de los grandes inversiones en el país vienen del sector minero, con data hacia el 2024. Dado que somos una industria que se dedica a fabricar infraestructura nueva, este mismo peso que representa para nuestras ventas. Otros de los sectores clave son el de transporte (21%) e infraestructura (14%)”, indicó.

Explicó que en el corto plazo, en cuanto a minería, además de proyectos que impactarían en la metalmecánica como Yanacocha Sufuros (inversión de US$ 2,250 millones) o Corani (US$ 579 millones), hay otros con una probabilidad media de que se ejecuten en los siguientes años como Pampa del Pongo (US$ 2,200 millones), Los Chancas (US$ 2,600millones) o Zafranal (US$ 1,200 millones).

Cabe destacar que, en el último Marco Macroeconómico Multianual del MEF, se indicó que, en el primer semestre del 2022, dos proyectos iniciaron construcción y/o trabajos preliminares, San Gabriel (US$ 422 millones) – inició la fase de construcción en marzo de 2022 – y Yanacocha Sulfuros, que anunció inversiones en obras preliminares por alrededor de US$ 500 millones para el 2022.

Asimismo, mencionaron que, entre el segundo semestre del 2022 y 2023, los principales proyectos que iniciarían construcción son Chalcobamba Fase I (US$ 130 millones), Corani, y Río Seco (US$ 410 millones), los cuales se encuentrarían en fases previas al inicio de construcción. Por otro lado, la Ampliación de Toromocho, finalizaría la ejecución de la fase 2 en 2023.

Por el lado de inversión de infraestructura en transporte, Butrica destacó la Ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez (adjudicado recientemente a la metalmecánica peruana Cemprotec), aunque mencionó que se tiene una cartera de proyectos de los que aún no se tiene certeza con respecto al avance en su ejecución.

Según el MEF, los principales proyectos de infraestructura que estarán en ejecución entre 2022 y 2023 son los siguientes: Terminal Portuario Chancay (US$ 3,000 millones); Terminal Portuario Muelle Sur ‘Bicentenario’ (US$ 731 millones); Línea 2 del Metro de Lima y Callao (US$ 5,346 millones); la ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez (US$ 1,200 millones); y los enlaces de Transmisión Nueva Yanango – Nueva Huánuco (YANA) y Mantaro – Nueva Yanango – Carapongo (COYA), con una inversión total de US$ 544 millones.

“Se necesita de una voluntad política para poder ejecutar los proyectos, tanto como de inversión pública como privada. El sector metalmecánico depende de nuevas inversiones, principalmente minerasEn infraestructura en transporte hay proyectos de inversión en el corto plazo en ejecución o probabilidad de ejecución alta por de US$ 10,000 millones, y otros US$ 17,000 millones con una probabilidad media para que ocurran en los siguientes dos años. Esto último sería clave para la metalmecánica”, apuntó.

Fuente: Marco Macroeconómico Multianual - MEF
Fuente: Marco Macroeconómico Multianual – MEF

Impacto en el empleo

Es posible que con una caída en la inversión privada o en la inversión de sectores como minería se tenga un impacto en el empleo del sector y sus salarios. Sin embargo, la rotación de puestos de trabajo es más rígida que en otros sectores, dijo Butrica.

Cabe indicar que el sector contribuye con alrededor de 148 mil empleos directos y tiene un efecto de multiplicador de 4 a 1 (Es decir, que por cada empleo directo se generar otros cuatro de manera indirecta, debido al canal de suministro que se maneja). Asimismo, los salarios de este segmento son 80% mayores a la remuneración promedio de la economía, en línea con la alta calificación del personal, según Aepme con data actualizada del 2022.

“En el sector metalmecánica las decisiones alrededor del empleo no son tan de corto plazo, debido a la calificación de los empleados. Es decir, no se puede cesar a un trabajador tan rápido, porque son posiciones específicas, lo que hace más rígida la nómina. Además, las empresas están exportando, posiblemente se guíen más a esto para suplir la caída de la demanda desde el mercado interno”, apuntó.

Datos

  • El sector metalmecánico representa alrededor de 1% del PBI total y 6% del PBI manufactura y el valor de facturación de las empresas que procesos de S/ 13 mil millones de soles, según Aepme.
  • Es el tercer PEA más calificado de todos los sectores productivos, según Aepme.

Jonathan Terranova – Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!