Jue. Abr 18th, 2024

Rómulo Mucho y los retos que afrontará en Minem: Tía María, Petroperú y masificación del gas

El Ministerio de Energía y Minas deberá definir este año el destino de uno de los lotes petroleros más importantes del país, además de agilizar el destrabe de más de US$53.000 millones en nuevos proyectos de minería. ¿Podrá consolidar la masificación del gas para todos los peruanos?

El ingeniero de minas Rómulo Mucho fue designado esta semana como reemplazante de Oscar Vera Gargurevich en el Ministerio de Energía y Minas (Minem), en momentos que el sector se debate entre el destrabe de grandes proyectos mineros y el respaldo a las operaciones de Petroperú.

Se trata de una de las carteras con más temas pendientes en el Ejecutivo. El ingreso de Mucho se ha dado junto al de otros ministros en plazas críticas, como José Arista en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Rómulo Mucho: Minem, accionista de Petroperú

Entre los primeros retos que deberá afrontar Rómulo Mucho al frente del Minem se encuentra la adjudicación Lote X de Talara, que pretenden tanto la estatal Petroperú como sus anteriores operadores, la estatal china CNPC, aunque la presidenta Dina Boluarte se ha decantado por la primera opción.

Precisamente, Petroperú será una de las cuestiones angulares para este Minem, que no había sido renovado desde la asunción del nuevo Gobierno. La empresa peruana afronta un proceso de reorganización y fortalecimineto corporativo de cara a sanear sus cuentas y convertirse en una firma mixta.

La petrolera nacional no tuvo un buen inicio de año luego de que el Gobierno peruano le negará un nuevo soporte financiero en efectivo, situación que derivó en una caída también de las perspectivas de sus bonistas, es decir, una menor calificación que complica su capacidad de endeudamiento.

Mucho ha sido antes crítico de la petrolera. Llega en un momento en que la Junta General de Accionistas (JGA) de la compañía ha sido reconformada y tendrá igualdad de peso entre los miembros de Minem y sus pares del MEF. Sin embargo, ya Otárola ha adelantado que no dejarán quebrar a Petroperú.

Rómulo Mucho y el destrabe de Tía María

En lo que Mucho se desenvuelve como pez en el agua es en el sector minero. Es un reconocido especialista en la materia y habitual conferencista, gracias a que también ha desarrollado programas que buscan hermanar la actividad extractiva con la agricultura local.

¿Cómo recibe el sector a su nuevo ministro? Con cero nuevas inversiones de gran calibre para los próximos años. La última gran inversión minera fue Quellaveco, pero ya está en marcha y produciendo. En este punto, Mucho ha manifestado en más de una ocasión que se debe destrabar Tía María, en Arequipa.

Este año, el Perú pasará a ser el tercer proveedor mundial de cobre, detrás del Congo. La caída de precios en 2023 también complica el panorama para el desarrollo de nuevas minas, pero existe un portafolio pendiente de más de US$53.000 millones por los que Mucho aboga.

Minem y la promesa de masificar el gas de Camisea

También está el tema de la masificación del gas natural. En 2024, se cumplen 20 años desde que se prometió que todos los peruanos tendrían accceso a un combustible barato, accesible y limpio de origen nacional.

Pero a Camisea le quedan otros 20 años de reservas y, fuera de Lima, solo se ha masificado relativamente en el norte y parte de Ica, esta última región solo porque está la ruta de los tubos que sirven para vender el gas por barco, en el puerto de Perú LNG (Pisco).

Antes de irse, Vera dejó en claro que buscarán masificar el gas natural de Camisea, operado por Pluspetrol, con la construcción de un Anillo Energético en el sur del país, que comprende el SIT-Gas y el gasoducto costero.

Con ello, no solo se facilitaría la operación de una planta petroquímica que ‘jale’ el gas hacia el sur, sino que aliviaría la caja del FISE que actualmente se utiliza para desarrollar las redes domiciliarias. Pero hay un tema álgido que Mucho deberá resolver: una tarifa plana del gas para todo el país.

Generar electricidad en el Perú es cada vez más caro

Finalmente, en el sector eléctrico el principal riesgo pasa por la crisis climática que afronta el territorio nacional y que amenaza con encarecer los costos de generación. Solo el año pasado se tocaron picos de US$200 por MWh, cinco veces su valor en ejercicios previos.

Si bien es cierto que las tarifas domésticas no se ven afectadas por los costos de generación (hídrica, solar, eólica, diésel) en el corto plazo, un mercado que tiende a elevarse año a año complicaría el escenario de las nuevas licitaciones que aseguran, justamente, las tarifas para los hogares.

Minem también impulsa un proyecto que favorecería el ingreso de nuevas energías eólicas y solares al mercado de generación nacional, pero se encuentra estancado en el Congreso. Mientras no se abra el mercado, se seguirá quemando cada vez más diésel para atender la demanda local.

Con el desarrollo de más infraestructura, además de la llegada del gas natural a la reserva fría del sur (con los mismos ductos que se detalló en el apartado anterior), se podría contener en algo la volatilidad de los costos marginales para la generación eléctrica en el Perú. A tomar nota.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES












CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720