Mié. Feb 21st, 2024

Tras el derrame de petróleo el último 15 de enero, durante las operaciones de descarga en el terminal 2 de la Refinería La Pampilla, Repsol está bajo investigación y depende de lo que dispongan las autoridades competentes, cuando sus informes finales determinen responsabilidades.

¿Cuáles son los principales riesgos que enfrentan las empresas durante este tipo de actividades? Victor Velasco, Head of Specialties de Lockton Perú, la corredora de seguros independiente más grande del mundo, señaló que, durante la descarga del crudo, existen muchos riesgos.

Estos van desde daños materiales, originados por un posible impacto del barco, hasta la posible destrucción del medio ambiente, que pueden ser responsabilidad del barco tanquero o del operador del terminal. Por ello, es importante que todos los involucrados estén preparados y adquieran los seguros respectivos.

Para hablar precisamente de lo ocurrido en Ventanilla, el experto explica que existen tres actores importantes durante una operación de esta índole:

  • El operador o dueño del terminal: para este tipo de operaciones, la compañía debe contar con una póliza de Responsabilidad Civil contra terceros. Dicho seguro responde frente a una lesión corporal, daño personal o material con un límite asegurado importante; asimismo, también incluye la cobertura de contaminación y remediación, que no solo se limita al control, contención y limpieza.
  • Cia Naviera o armador del tanquero: en este caso en particular, otro de los principales actores es la Cia Naviera, la cual se encarga de trasladar el petróleo. Para operar, es relevante que se cuente con una póliza de Responsabilidad Civil contra terceros llamada P&I (Protection & Indemnity), que principalmente tienen coberturas entre un billón y dos billones de dólares. Dicho dinero servirá para cubrir contingencias a terceros afectados y que entran en rigor cuando se demuestre la responsabilidad del barco.
  • Contratistas de operaciones: para realizar este tipo de operaciones, deben estar presentes los contratistas de operaciones, empezando por los prácticos que toman el control del barco para acoderarlo en el terminal, los buzos para la conexión de las mangueras y los que se encargan de la contingencia ambiental que pudiera suceder. Ellos deben contar con una póliza de Responsabilidad Civil marítima para errores y omisiones. Asimismo, las embarcaciones que usan deberán contar con una cobertura (P&I).

Principales acciones tomadas

Por otro lado, Velasco también comentó que Repsol ha activado su plan de contingencia. Ello se ve reflejado en la contratación de compañías y personal para labores de remediación. Este tipo de gastos, explicó el ejecutivo, son cubiertos por la póliza de Responsabilidad Civil adquirida.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *