Jue. Feb 22nd, 2024

Los precios del oro subían el martes sobre el nivel de US$ 1,800 debido a una fortalecida demanda de inversores, en tanto, el descenso del dólar y de los rendimientos de los bonos del Tesoro ofrecían apoyo adicional.

A las 10:38 GMT, el oro al contado subía un 0.6% a US$ 1,806.32 la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos ganaban un 0.6% a US$ 1,807.40.

Un dólar más débil está ayudando al oro junto con “una buena respuesta ayer en el lado de los fondos que cotizan en bolsa (ETF) que nos llevaron sobre el nivel mágico de US$ 1,800”, dijo el analista independiente Ross Norman.

Las tenencias de SPDR Gold Trust, el fondo respaldado en oro que cotiza en bolsa más grande del mundo, subieron el lunes a su mayor nivel desde mediados de agosto.

El oro es un motor que no funciona con todos los cilindros en este momento”, sostuvo Norman, y agregó que la demanda minorista se está desempeñando con fuerza, mientras que “los bancos centrales están fallando y la demanda institucional llega de forma intermitente”.

El índice del dólar caía desde máximos de varios meses frente a sus rivales, lo que ayudaba al lingote a recuperarse de los mínimos de un mes y medio que tocó la semana pasada debido a que respaldaba la demanda entre los compradores que tienen otras monedas.

Los rendimientos de los bonos referenciales del Tesoro de Estados Unidos a 10 años caían a un mínimo de una semana, apuntalando al oro que no rinde intereses.

Sin embargo, los datos de las nóminas no agrícolas de Estados Unidos que se publicarán a fines de esta semana son importantes, ya que cualquier señal de una contratación débil y un fuerte crecimiento de los salarios puede fortalecer las expectativas del mercado de que la Reserva Federal se vuelva más agresiva y, a su vez, presionar al oro a la baja, refirió Ilya Spivak, estratega de divisas de DailyFX.

Entre otros metales preciosos, la plata subía un 1.5% a US$ 22,76 la onza, el platino ganaba un 1.9% a US$ 1,037.00 y el paladio sumaba un 1.3% a US$ 2,381.31.

Con información de Reuters.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *