Sáb. Abr 20th, 2024

Precios de metales que exporta el Perú seguirían bajos en el 2024, las razones

Los precios de los principales metales que exporta el Perú mantuvieron una tendencia de contracción sostenida la mayor parte del 2023, que, según especialistas, se podría agudizar con el nuevo conflicto bélico en Medio Oriente, y tendría diversos efectos en nuestro país.

Según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (Snmpe), esa tendencia se observó a lo largo del primer semestre del 2023, en los precios del cobre, el oro, el zinc y la plata, y se debió a diversos factores.

Cobre en caída

En el caso del cobre, indicó que durante el tercer trimestre su cotización continuó su tendencia decreciente, llegando en promedio en ese periodo, a US$3.79 la libra.

Sin embargo, el último fin de semana cayó aún más, hasta US$3.54, y hoy estaba cerca de US$3.60, lejos de su precio máximo de US$4.20 de enero último.

Fuente: SNMPE
Fuente: SNMPE

Según el Banco Central de Reserva de Perú (BCRP) y S&P Global, esta retracción en el precio se debería a una débil demanda china, a restricciones en la exportación de algunos productos de ese país, y al aumento de inventarios en la Bolsa de Metales de Londres.

Ello, a pesar de que -observa la Snmpe- hubo algunos periodos de recuperación en el precio del metal rojo, que se explicarían por la apreciación del dólar, la caída en la producción de cobre en Chile y un déficit global de oferta reportado por el Grupo Internacional de Estudios del Cobre.

Oro se aleja de su nivel máximo

En el caso del oro, su precio promedio del tercer trimestre fue de US$1,926 por onza troy, un -2.6% por debajo del precio promedio de US$1,977 del segundo trimestre, y lejos de su nivel máximo de US$2,048 de abril.

Su caída, indica la Snmpe, citando al BCR y Kitco, se puede atribuir a la apreciación del dólar y el aumento del rendimiento en los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Sin embargo, la ligera recuperación en la cotización del oro durante algunas semanas del tercer trimestre, se debería sobre todo, a una mayor demanda de ese metal como activo refugio ante tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

De hecho, esta semana, tras el nuevo conflicto entre Israel y Hamás, y un ligero repunte en la cotización en el precio de ese metal precioso, hoy (a US$1,874 por onza), este aún se mantiene bajo respecto al promedio del trimestre pasado (US$1,926 por onza).

Proyecciones

Marco Contreras, director de Kallpa SAB, indicó a Gestión que la proyección de esa sociedad agente de bolsa es que los precios de los principales metales (que exporta el Perú) se van a mantener aún bastante volátiles.

Explicó que la desaceleración de la economía china, que es la principal demandante de metales, sigue siendo el principal factor que ha contraído los precios, seguido del fortalecimiento de la moneda estadounidense.

El especialista refirió que su pronóstico es que estos commodities aún se mantendrán en los rangos de (menores) precios actuales, todavía durante varios meses, es decir, proyectó, hasta los primeros meses del 2024.

Sin embargo, indicó que los rangos de precios actuales de los metales, resultan todavía atractivos para las inversiones en el sector minero, y aseguran una rentabilidad a las empresas del ramo.

Además, más allá de la coyuntura actual que mantiene estos precios volátiles, a mediano y largo plazo aún se proyecta crecimientos en los precios del cobre. Ello, refirió, porque la transición energética se sustenta en una mayor penetración de vehículos eléctricos.

Efecto en la recaudación

Rolando Cevasco, socio del área tributaria de CMS Grau, advirtió que una tendencia a la baja en los precios de los minerales va a implicar una menor recaudación tributaria del sector minero, y de la tributación peruana en general al cierre de año.

Ya en el periodo de enero a julio del 2023, la recaudación a la minería -que sumó S/5,576 millones-, registró una reducción de 56.0% respecto a los S/12,622 millones obtenidos en igual periodo acumulado del 2022.

Esa caída se dio, a pesar de que la producción de cobre por ejemplo, tuvo un incremento de 19.8% en los primeros siete meses de este año.

No hay previsiones de recuperación a corto plazo

El experto en tributación refirió que el nuevo conflicto en Medio Oriente, puede tener un impacto negativo en el valor de los minerales, y que, en todo caso, nada hace prever por ahora que estos se vayan a incrementar.

Pero además, indicó que una caída en el precio de los metales puede generar no sólo menor recaudación a la industria minera en forma directa, sino que ésta puede afectar indirectamente a la provisión de bienes y servicios a esa actividad.

Ello, debido a que, en estas coyunturas de menores precios, las empresas por lo generar tienden a revisar costos y en consecuencia, a prescindir de ciertos servicios.

“En consecuencia, los proveedores de bienes o servicios a la minería a su vez generan menores ingresos, que impactan también en una menor recaudación, lo que les lleva a no contratar nuevo personal, o a otros proveedores”, apuntó.

Elías García Olano – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720