Jue. Sep 29th, 2022

Los pobladores de la provincia cusqueña de Espinar iniciaron ayer lunes una huelga indefinida para exigir que se entregue a cada poblador un bono de 2 mil soles proveniente de los fondos del Acuerdo Marco. La medida es ejecutada con el bloqueo del Corredor Minero Sur, lo cual viene afectando el tránsito de camiones de las empresas Las Bambas, Hudbay y en adelante Glencore Antapaccay.

El presidente del Frente de Defensa de Espinar, Sergio Huamaní, dijo que los camiones de estas empresas no están pasando por la vía que tomaron en la madrugada del lunes.

“Todavía no tocamos a Glencore Antapaccay, aún cuando ellos son los directos responsables de todo lo que pasa en la provincia de Espinar. Es posible que esta noche nos concentremos en Condoroma, que es por donde ingresan los camiones de esta empresa. Son tres mineras las que no pueden pasar”, precisó el dirigente.

Agregó que tampoco podrán transitar los vehículos de compañías que están en etapa de exploración, como son los proyectos Panoro y Haquira -ubicados en la región Apurímac- y suelen transitar por el Corredor Minero.

La mayor concentración de manifestantes está en Espinar, sin embargo, Sergio Huamaní refirió que por estrategia la protesta no se limitará a esta provincia sino que se realizará a nivel del corredor, donde están Chumbivilcas y Challhuahuacho.

El presidente del Frente de Defensa mencionó que el bono de 2 mil soles no es la única demanda. También está la reformulación del Convenio Marco con la empresa minera Antapaccay, el proyecto de integración Coroccohuayco y el tema de la corrupción dentro de la municipalidad provincial de Espinar.

“Esto lo queremos tratar con el gobierno central. Tiene que estar presente en Espinar para atender las demandas que lamentablemente están suspendidas desde hace muchos años atrás. Por ejemplo, la reformulación del Convenio Marco no es un pedido del momento, es una petición antigua y no se concreta inclusive dentro de las mesas de diálogo que se han instalado y reinstalado”, reclamó.

Sobre la exigencia del bono de 2 mil soles, un informe del Grupo Propuesta Ciudadana señala que esta entrega representará un desembolso de 90 millones de soles, lo cual impediría que se concreten importantes proyectos en Espinar. Además, se estaría yendo contra el propósito del Convenio Marco que es el desarrollo de esta provincia cusqueña.

Sin embargo, los manifestantes alegan que prefieren el bono a que dichos fondos se agoten con la sobrevaloración de proyectos que, afirman, está ocurriendo.

Por admin


Déjanos tu opinión!