Jue. Jun 20th, 2024

Perupetro ahora dice que lotes del noroeste no necesitan inversión

La explicación que dio la presidenta de Perupetro, Isabel Tafur, ante la Comisión de Economía del Congreso de la República, sobre las razones para adjudicar temporalmente tres lotes petroleros a Petroperú, no convenció a la mayoría de los parlamentarios.

La referencia es a los lotes VI, I y Z-69, ubicados en la cuenca Talara, Piura, cuyos contratos vencerán entre este mes y noviembre próximo, y para lo cual Gestión (04.10.2023) supo que el directorio de Perupetro aprobó este fin de semana la entrega del primer lote citado a Petroperú.

Como ya se ha informado, el Ministerio de Energía y MIinas (Minem) tiene previsto entregarle esas áreas a la petrolera del Estado, ya no en forma directa en contratos de largo plazo (de 30 años), sino como un encargo, en forma provisional (en contratos por dos años) hasta que Perupetro los adjudique en una licitación.

En su exposición, la titular de Perupetro esgrimió los mismos argumentos que expuso semanas atrás el ministro de Energía y Minas, Oscar Vera, sobre la supuesta necesidad de entregarle esos yacimientos a la petrolera estatal.

Tafur arguyó que en Perupetro consideran que el Perú debe ser el primero en aprovechar sus propios recursos, a través de su empresa estatal Petroperú, y que lo mismo han hecho a través de sus empresas estatales otros países como Bolivia, Ecuador, Brasil, Colombia y Argentina.

Lo que sorprendió fue que Tafur afirmara que los tres lotes que planea entregar a Petroperú no van a requerir mayores inversiones porque actualmente están en producción, y generan un flujo de caja inmediato, pues -confirmó- se trata de contratos de (solamente) explotación, es decir sin incluir exploración.

Lotes sin inversión

La misma propuesta de ir sin socios por esos lotes, porque no requerirían inversión, la había indicado el titular del Minem meses atrás ante el Parlamento, y que fue uno de los motivos por los cuales luego se había planteado una moción de censura en su contra (esa moción no alcanzó los votos requeridos).

Mas aún, la titular de Perupetro indicó que,las ganancias que en adelante dejen de percibir las actuales operadoras de esos lotes (al pasar estos de un manejo privado a manejo estatal), significarán ahorros para el Estado.

Puso como ejemplo que la explotación del Lote VI, le significa a su operador actual (Sapet) una rentabilidad de US$35 por barril de crudo producido (descontando US$40 por barril de costos de producción).

“La ganancia privada (…), a un precio conservador (WTI) de US$75 por barril, en un mes es de US$2.1 millones, en un año de US$25.2 millones, en diez años de US$272 millones”, anotó. Tafur insistió que esos montos son los que se ahorraría el Estado en el caso de esa área. En el caso del Lote Z-69 los ahorros llegarían, dijo, a US$540 millones en diez años.

Congresistas reaccionan

El congresista Alejandro Cavero cuestionó los argumentos de Tafur, señalando que resulta preocupante su “falta de lógica económica”; además, que parecía que se escuchaba los argumentos de la petrolera estatal, y no de la agencia (Perupetro) que es encargada de promocionar las inversiones en el sector petrolero.

Por su parte, el congresista Jorge Morante replicó que los supuestos ahorros que arguye Perupetro van a significar un perjuicio para las regiones (donde Petroperú opere lotes) porque van a dejar de recibir el canon (por la actual explotación petrolera que paga el sector privado).

Criticó además que se vaya a tomar mínimo dos años para convocar luego a licitación esos lotes, cuando la reciente subasta de lotes (V y VII) esa entidad la realizó en tres meses. “Perupetro, lejos de cumplir sus obligaciones, no promueve las inversiones (…) no va a haber inversiones en exploración”, apuntó.

¿Cuánta inversión necesitarían esos lotes?

Según un estudio técnico económico que encargara Perupetro entre el 2019 y el 2020, con miras a sacar a concurso los lotes de la cuenca Talara, y que diera a conocer en su momento a Gestión el entonces titular de esa agencia, Seferino Yesquén, los mismos necesitaban inversiones de más de US$1,000 millones (durante la concesión).

Esas inversiones, según fuentes del Poder Ejecutivo, iban a permitir duplicar la producción actual en los lotes de la cuenca Talara, que hoy oscilan entre 20,000 a 25,000 barriles en promedio diario.

El estudio antes citado mostró que entre 1994 y el 2020, se invirtieron más de US$3,800 millones y se produjeron 340 millones de barriles de petróleo que generaron más de US$4,800 millones en regalías y a diciembre de 2020 se tenía un inventario de 225 millones de barriles de reservas totales.

Capacidad económica

Carlos Gonzales, director de Enerconsult, consideró que antes de concretar la adjudicación del Lote VI a Petroperú, primero debe verificarse si Petroperú cuenta con la capacidad técnica y económica suficientes.

Cabe recordar -expresó Gonzales- que lo que exige la Ley de Hidrocarburos y el Reglamento de Calificación, es capacidad de solvencia, es decir, capacidad de hacer efectivo el patrimonio que tiene la empresa.

Agregó que, en el caso de Petroperú, tiene un gran patrimonio, pero no lo puede tocar para convertirlo en efectivo, o sea en liquidez para cumplir con obligaciones.

Elías García Olano – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720