Mar. Jul 5th, 2022

Las gigantes mineras deben superar la escasez de mano de obra y los elevados costos de producción derivados del COVID si quieren cumplir con sus objetivos de extracción anual, dijeron analistas, luego de reportes pesimistas sobre los ingresos corporativos del último trimestre.

Anglo American y Antofagasta, ambas con sedes de negocios en Londres, se encuentran entre las grandes compañías que han reducido sus metas de producción anual o han elevado las expectativas de gastos de capital, lo que atribuyen en parte a la fuerte presión inflacionaria procedente de los precios vertiginosos del diésel.

Como resultado, los analistas esperan que los beneficios disminuyan este año y el próximo. RBC Capital Markets, por ejemplo, espera que las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) de Anglo American caigan en una quinta parte en el 2022 y un 12% en el 2023.

Los informes enero-marzo de las principales mineras del mundo, BHP Group y Río Tinto, también estuvieron por debajo de las estimaciones en torno a la producción de mineral de hierro y emitieron alertas sobre la extracción futura de la materia prima de las siderúrgicas.

El denominador común fueron los controles derivados de la pandemia en el estado de Australia Occidental durante gran parte del trimestre, lo que provocó una escasez de trabajadores mineros y conductores de trenes, antes de que aumentaran los casos de COVID cuando se levantaron las restricciones.

Los principales productores de mineral de hierro venden principalmente al mayor fabricante y consumidor de acero del mundo, China, pero el país continuará reduciendo su producción este año para frenar la contaminación, luego de recortar alrededor de 30 millones de toneladas de procesamiento en el 2021.

Las últimas restricciones y cierres de China por el COVID-19, una desaceleración esperada en el crecimiento económico mundial y el impacto de la guerra de Rusia en Ucrania también son amenazas potentes, dijeron los analistas.

Cobre

Para el cobre, utilizado para fabricar una amplia gama de productos, desde cables y tuberías hasta paneles solares, el período de crecimiento global más lento también constituye un revés, cada vez más probable, dijeron analistas de Jefferies.

La minera Freeport McMoRan recortó el jueves su pronóstico de ventas anuales para el año 2022-2023 a pesar de un salto de producción en el primer trimestre.

Las grandes mineras con negocios en bolsa registraron ganancias récord en el 2021, impulsadas por los elevados precios de incontables productos, desde el cobre y el mineral de hierro hasta el carbón, lo que les permitió colmar de efectivo a los accionistas.

Pero es poco probable que el escenario se repita este año, ya que la menor demanda amenaza con colisionar con una inflación más alta, lo que reduce los precios en el mercado justo cuando aumentan los costos por unidad de producción.

La anglo-australiana Rio Tinto admitió que necesitaba mejorar su rendimiento operativo después de un trimestre “desafiante” en el que los envíos de la región rica en recursos de Pilbara se redujeron a un mínimo de tres años.

Reuters

Por admin


Déjanos tu opinión!