Mar. Jul 16th, 2024

Minera Argos es expulsada por comunidad puneña para operar informalmente

Desde hace tres meses, pobladores de Saqui Totora, distrito de Sina, provincia de San Antonio de Putina, región Puno, tomaron control de la minera Argos de manera irregular.

Y a pesar de los esfuerzos por encontrar una salida a la situación, a través de mesas de trabajo, los representantes de Argos y la comunidad no llegaron a establecer acuerdos.

Desalojo e incendio en la minera Argos

Para entender lo sucedido, debemos remontarnos al 21 de noviembre del año pasado, cuando los comuneros expulsaron a los trabajadores de la minera. Con amenazas del tipo “los vamos a quemar si no se retiran”, los trabajadores tuvieron que salir del campamento, antes de iniciarse el incendio.

En total, 96 empleados de la empresa que realizaba pequeña minería en la zona abandonaron la concesión; la cual, la minera Argos había obtenido de parte del Estado para realizar trabajos de exploración de reservas de oro en Yanahuaya, provincia de Sandia, limítrofe con la comunidad Saqui Totora.

Por parte de la población, explican que el conflicto se inició cuando la empresa minera incumplió sus compromisos con la comunidad. En efecto, en 2018, cuando Argos se instaló en el lugar, prometió la construcción de una posta médica y un local comunal; así como dotar de conexión a Internet al pueblo, entre otras demandas.

Desde Argos reconocen estos compromisos, pero explican las variables que han impedido su ejecución. Por ejemplo, en el caso de la posta médica, la minera Argos indica que los beneficiarios no han cumplido con la entrega del terreno para ese fin. En tanto que en lo referente al local comunal, el problema es de índole logística; ya que los comuneros son los proveedores del proyecto, pero no han cumplido con vender los materiales a tiempo.

Interés en el oro

El 1 de diciembre del año pasado, la fiscal de Sandia, Aydee Quiñones Galindo, se trasladó a la zona. Ahí, pudo constatar el bloqueo de cinco kilómetros de carretera y la quema del campamento. Incluso, se pudo observar que las llamas del fuego alcanzaron a afectar la maquinaria de la minera Argos.

Luego, la Dirección Regional Minas de Puno advirtió que los dirigentes comenzaron a explotar el oro en el yacimiento. Esta información la confirmó la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional en Puno; además de señalar que las labores mineras informales las realizaban menores de edad.

Por ello, el director regional de Energía y Minas, Dante Salas Ávila, no dudó en declarar al diario La República que el verdadero interés recae en el oro; a pesar de que la concesión le pertenece, formalmente, a la minera Argos.

“Lo que ellos quieren es el oro. No hay intención de solucionar. El interés es la concesión”, aseguró Salas.

Por ahora, la minera mantiene su disposición al diálogo, a pesar de que les arrebataron la concesión.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720