Lun. Ago 8th, 2022

La mina Cuajone de Southern Copper Corp. en Moquegua, al sur del Perú, nuevamente está operando a plena capacidad, mientras la compañía se prepara para conversaciones formales con miembros de la comunidad, cuyas protestas cerraron la mina durante casi dos meses.

“A la fecha, el ferrocarril industrial y la mina, concentradora e instalaciones relacionadas de Cuajone están operando a capacidad plena”, dijo la compañía el lunes por la noche en un comunicado.

La interrupción de casi ocho semanas, combinada con el mineral de menor calidad en otras minas, redujo la producción de cobre de la compañía en un 10%, dijo la minera que cotiza en Nueva York.

Luego de 54 días, el gobierno peruano declaró el estado de emergencia en la región de Moquegua y revirtió la ocupación ilegal de nuestras instalaciones. La Compañía retomó el control del suministro de agua y del ferrocarril que habían sido vandalizados por los manifestantes. Gracias al esfuerzo ininterrumpido de nuestro equipo operativo, las instalaciones de Cuajone y el ferrocarril industrial están operando ahora a capacidad plena”, subrayó Germán Larrea, presidente del Directorio.

El reconocimiento del derecho fundamental de nuestros trabajadores y sus familias al agua potable, y el hecho que el proceso formal de diálogo con las comunidades empezará pronto, son un buen augurio para una solución satisfactoria para todos los interesados. Confiamos en la buena voluntad de todas las partes para obtener acuerdos que beneficien tanto a la comunidad como a los empleados de la compañía. En este contexto, Cuajone ha reanudado operaciones y continuará contribuyendo con los tan necesarios ingresos para el gobierno peruano y la región de Moquegua, ya que ayuda a impulsar el desarrollo en el Perú”, agregó.

Las protestas coinciden con un aumento del malestar social general por el costo de vida que está exacerbando las tensiones políticas en el segundo proveedor mundial de cobre y zinc, informó la agencia Bloomberg.

Los miembros de la comunidad, que buscaban una mayor parte de las ganancias inesperadas del mineral, se habían apoderado de las instalaciones de los embalses y bloqueado una vía férrea alrededor de la operación de Southern Copper. Las acciones finalmente llevaron al Gobierno a declarar estado de emergencia, lo que llevó a la empresa a recuperar el control.

El sábado, el Gobierno emitió una resolución para establecer una mesa de diálogo sobre Cuajone en la que participen miembros de la comunidad, autoridades y funcionarios de la empresa. Ese proceso comenzará en breve.

Antes del paro de Cuajone, Southern había proyectado una producción de 922,000 toneladas para este año. Los días perdidos en el primer trimestre sugieren que la producción anual será de unas 895,000 toneladas, aunque la compañía trabajará para compensar parte de eso a medida que avance el año, dijo el martes el director financiero, Raúl Jacob, a analistas. Se prevé que la producción se recupere a 971,000 toneladas el próximo año.

Las acciones subían un 1.5% a US$ 62.77 a las 12:22, hora de Nueva York.

Por admin


Déjanos tu opinión!