Dom. Jun 23rd, 2024

Mientras Rio Tinto se esfuerza por lograr un “ESG impecable”, los inversores plantean problemas relacionados con el agua


En un mundo cada vez más consciente de la urgencia climática, las industrias extractivas se encuentran en el punto de mira. Rio Tinto, uno de los gigantes mineros globales, no es la excepción. La asamblea anual de accionistas de esta semana fue un claro reflejo de esta realidad. La empresa se vio enfrentada a demandas claras sobre su desempeño medioambiental, específicamente en lo que respecta al agua y la biodiversidad.

El CEO Jakob Stausholm subrayó el compromiso de la empresa con alcanzar un desempeño ESG (ambiental, social y gobernanza) impecable. La minería, responsable del 4% al 7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero en 2020, juega un papel crucial como proveedora de materias primas esenciales para la transición energética, incluyendo los vehículos eléctricos y la infraestructura de energía renovable.

Un Compromiso con la Sostenibilidad

Rio Tinto no solo reconoce su papel en la actual crisis climática sino que también busca liderar el cambio hacia una minería más sostenible. Con el objetivo de reducir las emisiones de carbono de Alcance 1 y 2 en un 15% para 2025 y en un 50% para finales de la década, la compañía se encuentra en una búsqueda activa de caminos económicos hacia la decarbonización. Esto incluye inversiones de entre 5 y 6 mil millones de dólares en proyectos de descarbonización para el período 2022-2030, una cifra ajustada desde un pronóstico anterior de 7.5 mil millones.

El presidente Dominic Barton enfatizó la intención de la empresa de mantener el foco en cuatro objetivos principales, incluyendo la consecución de credenciales ESG impecables. Esta declaración refleja una conciencia clara de los desafíos que enfrenta la industria y la responsabilidad de las empresas de liderar por el ejemplo.

Desafíos Ambientales y Respuestas

El impulso global por materiales como el cobre, litio, níquel, cobalto y hierro para la transición energética limpia ha llevado a un aumento significativo en el número de proyectos mineros a nivel mundial. Este auge, sin embargo, no viene sin costos. La deforestación de las selvas tropicales y el riesgo para especies como el gran simio son solo algunas de las consecuencias negativas que han salido a la luz.

En Guinea, el desarrollo por parte de Rio Tinto de parte del proyecto Simandou, uno de los depósitos de hierro sin explotar más grandes del mundo, ha suscitado preocupaciones particulares. Se estima que más de 23,000 chimpancés podrían verse afectados por las actividades mineras en la zona. Esta situación pone de manifiesto la complejidad de equilibrar las demandas de recursos para la transición energética con la preservación de la biodiversidad y los ecosistemas vulnerables.

Transparencia y Gestión del Agua

La gestión del agua emerge como un tema crítico en las operaciones mineras de Rio Tinto. La liberación de agua desde su operación de arenas minerales en Madagascar, que resultó en la muerte de peces y preocupaciones sobre la contaminación por metales pesados, ha sido un punto de discordia. Aunque un informe independiente no encontró evidencia directa de contaminación por metales pesados, la empresa reconoce la importancia del agua para las comunidades anfitrionas y se compromete a mejorar la gestión del agua y la transparencia para los stakeholders.

La asamblea de accionistas de Rio Tinto ha sido un claro recordatorio de los desafíos ambientales que enfrentan las empresas mineras en la actualidad. Mientras la demanda de minerales críticos para la transición energética continúa creciendo, también lo hace la necesidad de prácticas mineras que sean sostenibles y responsables con el medio ambiente. Rio Tinto, con su compromiso renovado hacia la sostenibilidad y la gestión ambiental, busca ser un líder en esta transformación.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720