Mié. Abr 24th, 2024

Más de 4,000 trabajadores en riesgo por parada de mina San Rafael en Puno

Si bien los bloqueos de vías se han ido reduciendo paulatinamente en el interior del país, y hoy se concentran sólo en Puno, siguen poniendo en riesgo el empleo formal, y son hoy una amenaza para más de 4,000 trabajadores de la mina San Rafael, situada en esa región.

Así lo informó el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), citando fuentes de la empresa Minsur, que tiene a su cargo la operación de la mina San Rafael, ubicada a más de 5,000 msnm, en el distrito de Antauta, de la provincia puneña de Melgar.

¿Porqué es importante mina San Rafael?

Vale recordar que mina San Rafael es la principal productora de estaño en Sudamérica, y la cuarta a nivel mundial, aportando el 10% del citado mineral que se consume a nivel global.

¿En qué se emplea el estaño?

El estaño es empleado por la industria de envase de alimentos, bebidas y aerosoles, así como por el sector construcción (al ser un metal que soporta la corrosión), la industria electrónica, entre otros usos.

Miguel Cardozo, director del IIMP, indicó a Gestión que los manifestantes que demandan el cierre del Congreso y adelanto de elecciones obligaron a la citada empresa a cerrar la mina, la más importante de Puno.

¿Cuál es la situación del bloqueo vial en la zona en conflicto?

Este lunes, si bien parte de los manifestantes habían suspendido el bloqueo de al menos 25 rutas al tráfico vehicular en esa zona, la medida de fuerza continuaba en diez tramos viales en la referida región, y Cardozo dijo que la mina San Rafael permanecía cerrada.

Además, Francisco Aquise, presidente de la Cámara de Comercio de Puno, refirió también a este diario que este martes los manifestantes tenían previsto retomar otra vez el bloqueo de las carreteras cuya toma por ahora estaba suspendida.

Mina opera con el mínimo personal

El IIMP refirió, citando fuentes de la compañía, que, debido a la paralización de sus operaciones, en la actualidad están en riesgo más de 4,000 empleos directos e indirectos, precisando que para las tareas de mantenimiento solo laboran 430 trabajadores.

De ese total, el 75% proviene de la región altiplánica. “Hacemos los esfuerzos para preservar las condiciones de trabajo y encontrar fórmulas para no perjudicar sus ingresos. Se dieron vacaciones adelantadas (a los trabajadores de la mina)”, afirmó la fuente al mencionado gremio.

Pérdidas para la empresa y el país

De otra parte, el IIMP indicó que en los más de 45 días de paralización se calcula una pérdida de S/472 millones por ventas de mineral concentrado que no pudieron colocarse en el mercado internacional.

De esa cifra, anotó, el Estado peruano dejó de percibir S/ 124 millones por Impuesto a la Renta, regalías e Impuesto Especial a la Minería.

Para el gobierno regional y municipios de Puno, el impacto -advirtió- se sentirá el próximo año, cuando se abonen los tributos correspondientes al ejercicio 2023, sobre todo el canon minero.

De acuerdo con cifras oficiales, cerca del 77% de las contribuciones anuales que recibe la región altiplánica proviene de la minería. El año pasado, entre gobierno regional y municipios dispusieron de más de S/ 1,000 millones por canon, sobrecanon, regalías, renta de aduanas y participaciones.

Otros afectados

Por el lado de los proveedores, unos 250 pequeños negocios locales en Antauta y Ajoyani (en el área de influencia de la mina) dependen directamente de las ventas que le hacen a la unidad minera.

Al respecto, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Víctor Gobitz expresó su preocupación en la medida que San Rafael es la única operación minera en el país que no restablece actividades.

El 20 de febrero, los funcionarios de Minsur comparecieron en una audiencia ante los dirigentes comunales que acatan la huelga. Estos les exigieron que debían suspender las operaciones al 100%, según recuerda el IIMP.

¿Cómo le fue a la producción local de estaño?

Vale indicar que, conforme a reportes del Minem, en diciembre de 2022, la producción de estaño reportó la cifra de 2,666 toneladas métricas finas (TMF), registrando un aumento de 2.3% en contraste al mismo mes de 2021 (2606 TMF).

Todo ello coadyuvó a que la producción acumulada al cierre de 2022 (28,231 TMF) registre un incremento de 4.6% con respecto al mismo periodo de 2021 (26 995 TMF). No obstante, las exportaciones nacionales de estaño, con US$666 millones entre enero a noviembre, tuvieron una caída de 11.8%, precisó ese sector.

Elías García Olano – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720