Jue. Sep 29th, 2022

Los manifestantes del área conocida como La Pampa y el Comité Regional de Seguridad Ciudadana (Coresec) de Madre de Dios llegaron a un acuerdo la tarde del sábado 27 de agosto para que las protestas, que mantenían bloqueada la carretera Interoceánica, puedan detenerse hasta el próximo jueves 1 de septiembre.

En la reunión que estableció el diálogo entre las partes litigantes participaron el gobernador regional, Jefferson Gonzales Enoki; el prefecto regional, James Holguín; el defensor del Pueblo madrediosense, Guimo Loaiza; un representante del Ministerio Público; y delegados de La Pampa.

Todos ellos acordaron que la manifestación sea acatada inmediatamente desde la tarde del 27 de agosto y fue así que, cerca de las 4.00 p. m., el tránsito, que estuvo bloqueado entre el kilómetro 98 hasta el 117 de la carretera que une a Perú con Brasil, recuperó fluidez. Esto permitió que decenas de personas que estaban varadas puedan llegar a su destino.

Mientras el conflicto esté en pausa, los miembros del Coresec deberán trasladar las demandas de los manifestantes al Gobierno central para que encuentren una solución a sus problemas.

Cabe mencionar que la protesta fue una respuesta a todo lo ocurrido en Madre de Dios tras el megaoperativo contra la minería ilegal, liderado por la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, ejecutado el último miércoles 24 de agosto.

Por otro lado, la violencia estuvo presente en varios momentos de la protesta y varias personas, que resultaron heridas, tuvieron que ser trasladadas al hospital Santa Rosa de Puerto Maldonado para recibir atención médica.

Prensa herida

Los tres días de protesta en Madre de Dios por parte de los habitantes de la zona denominada como La Pampa generó una ola de violencia en la región que produjo la muerte de una persona y varios heridos. Los comunicadores sociales del departamento selvático no fueron la excepción.

Uno de los agraviados es Gilbert Galindo, quien aseguró que le obligaron a difundir la manifestación a través de un medio de comunicación de señal abierta.

“Me exigen que salga una nota a nivel nacional y me llevan a la base como si fuera un secuestro. Me soltaron cuando salieron las imágenes por Panamericana”, contó Galindo a La República.

El comunicador madrediosense también resultó herido a causa de un proyectil que pasó cerca de su pierna durante los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes.

“Me miran los médicos y me preguntan si era uno de los heridos. Como yo estaba cojeando, me pidieron que me levante el pantalón y vieron que me había rozado una bala”, agregó.

El corresponsal de Latina en Madre de Dios, Manuel Calloquispe Flores, ya había advertido de este amedrentamiento a la prensa y la violencia de los pobladores de La Pampa, quienes atacaron y quemaron un puesto policial cerca a la zona de minería ilegal.

“Ellos están protestando porque dicen que la Policía les cobra cupos. Ellos quieren que se retire la base policial para operar en la minería (informal)”, explicó en su momento Calloquispe.

La República

Por admin


Déjanos tu opinión!