Jue. Abr 18th, 2024

Litio: Que no sea una oportunidad perdida

Entre las oportunidades perdidas para el Perú, resuena una cada vez con más fuerza: el litio. La transición energética requiere —además del tradicional cobre— de litio, fundamental para las baterías en general y para los autos eléctricos, y cuya demanda irá más rápida que su oferta en la siguiente década, según la Comisión de Transición Energética global. Chile, Bolivia y Argentina concentran hoy alrededor del 65% de las reservas mundiales —en lo que constituye el llamado ‘triángulo del litio’—, mientras que el Perú apenas arranca su exploración en Puno, con el proyecto Falchani, de la junior canadiense American Lithium, que está aún lejos de pasar a producción.

Hay un mercado entusiasta y con foco en la región. ¿Noticias del último mes? Glencore le pagará US$ 400 millones a la minera francesa Eramet para vender conjuntamente el litio de una planta que construye —con inversión china también— en Argentina. El IFC financiará con US$ 180 millones el desarrollo de otra planta, también en Argentina, de la australiana Allkem. En Chile, una Codelco oficialmente empoderada como responsable del litio del país alista su primer acuerdo público-privado. Chile, de hecho, ya produce el 34% de la producción mundial y su presidente acaba de firmar un acuerdo con la Unión Europea para suministrarle el mineral. Hay una estrategia nacional.

Estados Unidos estableció que, a partir del 2023, el 40% de los “minerales críticos” usados para las baterías de sus autos deben provenir de su país o de países con los que tiene un TLC”.

Todavía sin producción, Perú tendría litio no solo en Puno, sino también en Arequipa y Moquegua, según el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet). ¿Podría convertir el ‘triángulo’ en un ‘cuadrilátero del litio’? Un dato que ha pasado desapercibido podría abrirle paso a la industria local: en diciembre, Estados Unidos estableció que, a partir del 2023, el 40% de los “minerales críticos” usados para las baterías de sus autos deben provenir de su país o de países con los que tiene un TLC, como Perú y Chile, explicó Beatriz de la Vega, socia líder de Energía & Recursos Naturales de KPMG, en la presentación de su “Guía de Inversión Minera Perú-Chile”, el miércoles de la semana pasada.

El porcentaje aumentará gradualmente hasta el 80% en el 2027 y se mantendrá así en adelante: “Esa es la oportunidad para el Perú”, dice De la Vega. Y precisa que otros “minerales críticos” incluidos en la regulación son dos en los que destacamos en producción: el estaño y el zinc. El camino, sin duda, requiere de algunas bases que hoy no podemos dar por sentado: la paz social en el sur y la garantía de una estabilidad jurídica, sin amenazas como la iniciativa de nacionalización del litio propuesta el año pasado por el Bloque Magisterial. Ya en producción, el siguiente paso es la promoción política (Gabriel Boric hace giras con una agenda de litio) y la preservación de las condiciones de inversión.

Nada fácil en el contexto actual, sin duda. Pero ante una tarea de largo aliento, toca comenzar ya.

David Reyes Zamora – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES












CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720