Jue. Jun 20th, 2024

Licitación de lotes sin Petroperú podría enfrentar recorte en una de las áreas a subastar

Esta semana Perupetro anunció que entre agosto y septiembre próximos sacará a licitación los lotes I, VI y Z-69, ubicados en el noroeste, con la diferencia de que ya no impondrá tener como socio minoritario a Petroperú, como lo hizo en la reciente subasta del Lote X.

Esos tres lotes fueron entregados a fines del 2023 en contratos temporales de dos años, para su administración por Petroperú, sin necesidades de mayor inversión, y en tanto Perupetro alistaba el proceso para su subasta en contratos de largo plazo, de 30 años.

Sin embargo, según expertos, el problema es que uno de esos lotes, el Z-69 (el de mayor extensión en el noroeste frente a la costa de Piura y Tumbes), se superpone a la recientemente creada Reserva Nacional Mar Tropical de Grau.

Superposición con el Lote Z-69

La superposición se da en dos zonas del lote, donde éste coincide con dos sectores que conforman la citada reserva marina: los denominados Cabo Blanco e Isla Foca, uno al norte, y al otro al sur de esa zona reservada, que fue creada por decreto supremo la semana pasada.

Gestión consultó sobre este aspecto a Perupetro y esa agencia indicó que (para efectos de la licitación de lotes del noroeste) no se tendría que recortar el área del citado yacimiento, pues se respetará los derechos adquiridos.

Solo Petroperú tendría derechos adquiridos

Los expertos advierten que, en este caso, el único que actualmente tiene derechos adquiridos vigentes sobre ese lote, es Petroperú, merced a su contrato temporal para explotar el área.

Aurelio Ochoa, expresidente de Perupetro, explicó a Gestión que, si se suscribe un nuevo contrato para el lote Z-69, sin participación ya de la petrolera estatal, la empresa privada que gane la subasta no tendrá ningún derecho adquirido.

“Todo lo que sea a posteriori (después de la creación de la reserva) no tendría la cobertura de esa garantía de que hablamos (de tener derechos adquiridos sobre el lote) porque sería un nuevo contrato”, subrayó el experto en hidrocarburos.

Concluyó en que, siendo Petroperú el único que tiene derecho adquirido en esa zona (y podría perder tal derecho al finalizar su contrato), se abre la posibilidad de establecer la continuación de su acuerdo contractual sobre ese yacimiento petrolero.

No está claro si se podrá hacer actividad petrolera

Erick García Portugal, exdirector general de hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (Minem), observó que no quedó claro (en el papel) si a raíz de la creación de la reserva Mar Tropical de Grau, se podrá o no realizar actividades de hidrocarburos.

En tal sentido, planteó modificar el decreto supremo que crea dicha zona reservada, de tal forma que precise que cualquier actividad de hidrocarburos que promocione Perupetro, se pueda ejecutar, esto, con el fin de dar predictibilidad a las inversiones.

Se tendría que recortar el área

García insistió en que no hay claridad en el DS en mención (que crea la reserva), pues éste dice que se podrán hacer actividades en la zona, siempre y cuando formen parte del plan (de conservación) de la reserva.

Pero, como un plan de explotación petrolera no forma parte de un plan de protección de una zona reservada, en la práctica ello llevaría a recortar el área del lote que se va a entregar en subasta.

Retos pendientes de abordar

Más allá de esta discusión, García Portugal remarcó que el reto de Perupetro no debería ser enfocarse (como lo está haciendo ahora) en subastar lotes maduros, sino atraer las inversiones hacia áreas poco exploradas y con potencial. Refirió que el Perú tiene 19 cuencas pero de las cuales solo se explotan cuatro o cinco (en su mayoría en Piura, Cusco y Loreto).

Para cumplir ese reto -observó el experto- se tiene que dar diversos pasos previos, como cambiar el reglamento de regalías, cambiar el mecanismo de cierre de brechas (sociales) para las zonas petroleras, cambiar la remediación ambiental.

También se necesita, añadió, hacer fondos sociales para ayuda directa a las comunidades, bajar la permisología para actividades de exploración, que no demoren dos o tres años cuando en otros países demora dos a tres meses.

Hay que trabajar la reposición de reservas

La Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH),señaló que, aunque uno de los lotes, como el Z-69, se encuentra comprendido en la zona reservada, la subasta aún puede ser una oportunidad para el desarrollo sostenible, siempre que se respeten las normativas ambientales vigentes.

“Como gremio creemos en la convivencia entre la exploración y producción de hidrocarburos y otras actividades, como la preservación del medio ambiente o el desarrollo de comunidades locales”, anotó.

Coincidió además en que hay retos para recuperar las inversiones en el sector petrolero, pues la reposición de reservas (de petróleo y gas) todavía es un tema que se debe trabajar, lo cual requiere la aprobación de medidas que garanticen la continuidad de proyectos de exploración y producción de hidrocarburos.

“La seguridad jurídica y la predictibilidad son fundamentales para atraer nuevas inversiones, junto con la simplificación de trámites administrativos y la actualización de reglamentos para adaptarse a las necesidades y tecnologías actuales del sector”, aseveró.

Señaló que la SPH ha presentado propuestas concretas con ese objetivo, incluyendo la revisión del reglamento de regalías y retribución, así como del reglamento de exploración y explotación de hidrocarburos, con el objetivo de impulsar la competitividad y el desarrollo sostenible del sector petrolero en el país.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720