Jue. Sep 29th, 2022

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE). Raúl Jacob, conversó con Gestión.pe y dio a conocer su preocupación sobre el futuro de las inversiones en el sector minero si es que el Gobierno no rectifica sus acciones como por ejemplo en el sector laboral.

Después de que el ministro de Economía anunció que ya no habrá impuesto a las sobreganancias mineras o cambios en la tributación minera, ¿Las empresas del sector prevén retomar los proyectos mineros que están por definir en la cartera del Minem?

Las intenciones del ministro de Economía son las mejores y nosotros saludamos el que haya abierto una discusión sobre una serie de temas y que además de esto haya tenido una posición bastante clara y madura respecto al tema de la tributación minera. Lo que ha dicho el ministro es bastante razonable, el tema tributario era una de las grandes preocupaciones.

¿Qué requiere el sector para volver a crecer?

Necesitamos varias cosas concurrentes, lo primero es generar un clima de tranquilidad en el país. Prácticamente ahora, si se empieza un proyecto minero lo más probable es que también se genere algún tipo de conflicto, en muchos casos causado para justamente crear una situación que lleve a presionar a la compañía a hacer algún tipo de gasto o contribución, por decirlo de alguna forma, a la comunidad que está protestando. Eso genera mucha inestabilidad porque una empresa puede comprometer capitales préstamos bancarios y demás y resulta que no puede llevar adelante la inversión.

¿Qué más debe cambiar ?

Otro elemento de inestabilidad está relacionado con la legislación laboral que está emitiendo el ministerio de Trabajo. Para nosotros es muy contradictorio tener un ministro de Economía y Finanzas que desea ayudar a que el país vuelva a retomar el ritmo de crecimiento que le debería corresponder y por otro lado tener al ministerio de Trabajo sacando dispositivos que no han sido discutidos dentro del Consejo Nacional de Trabajo. Estos van a afectar significativamente las relaciones laborales de los proyectos, ya lo está haciendo, y luego será más evidente en la medida en que pase el tiempo.

¿Cómo está el nivel de reserva de minerales, luego de varios años de caída de las inversiones en exploración minera. ¿Las reservas de cobre y de oro para cuántos años alcanzan para mantener el nivel de producción actual antes que ésta empiece a declinar?

En general están en buen nivel. Creo que es muy importante la exploración minera, que es el punto de partida. Si uno quiere tener producción minera debe tener reservas que permitan llevar adelante las inversiones y la producción. En general el país tiene buen nivel de reservas tanto de oro como de cobre y otros metales, pero sí es muy importante mantener una buena dinámica de producción.

¿En este momento hay proyectos de exploración detenidos?

Hay una serie de oportunidades en exploración que no están siendo activadas, están detenidas por distintas factores, uno de ellos es por ejemplo el riesgo de que sean cargadas con tributos que no pueden sostener las actividades de exploración.

¿A qué tributos se refiere?

Al IGV. Una compañía industrial o comercial que vende al mercado interno factura IGV pero también puede descontar el IGV que pagó a terceros. Eso no puede hacer una empresa de exploración, que no tienen ingresos de venta sino aportes de los socios. Cuesta mucho más hacer la exploración y lleva a mayores presupuestos y las cosas no marchan a buen ritmo por este tipo de cargas.

Luego que el Perú cayera en el ranking mundial Fraser como atractivo para las inversiones mineras, ¿Cómo cree que han evolucionado los indicadores que mide esa entidad, han empeorado o mejorado?

Hemos notado una reducción importante por el interés de explorar en el Perú.Precisamente Fraser lo recogió. Retrocedimos cuatro posiciones, el país pasó de estar entre los 10 primeros a nivel mundial en minería a media tabla. Si uno mira la geología del Perú por el lado que nos da la naturaleza tenemos probablemente una de las mejores locaciones para desarrollar la minería, pero cuando uno ve el ambiente de negocios, con elementos como la conflictividad social o cómo el gobierno puede tener un rol para hacer que las inversiones maduren, se ve que ahí es donde estamos cayendo más.

Sector laboral

¿Qué cambios normativos se deberían dar para atraer más a los inversionistas?.

Se debe corregir lo que se ha hecho en el ámbito laboral. Las dos medidas que no son las más apropiadas.

¿Cuáles?

Las que se refiere a la tercerización y las relaciones sindicales, en ambos casos el ministerio de Trabajo se ha saltado el procedimiento que se utilizado por más de 20 años que ha sido tan positivo para el país. Al sacar decretos supremos sin haber consultado con el Consejo Nacional de Trabajo ha roto con una metodología de trabajo que hacía que se avanzará en este tipo de temas, de repente un poco lento, pero cada acuerdo que se tenía quedaba en el tiempo y se podía seguir adelante.

¿Para el sector minero ambas medidas afectaran las inversiones?

Lo mejor sería que estos dos dispositivos quedarán de lado se ha introducido un elemento de gran incertidumbre en las relaciones laborales y por lo tanto eso va afectar a las inversiones.

Minería ilegal

El Gobierno terminó de elaborar la política para la pequeña minería y la artesanal y entre ellos prevé que se declare la producción en concesiones mineras actualmente improductivas. ¿Eso puede afectar las inversiones de la gran minería?

Lamentablemente hemos visto que las recomendaciones que hizo la SNMPE a estos dispositivos no fueron recogidos en el documento que emitió el Poder Ejecutivo. Hay una minería que es de carácter ilegal que no está pensada para crecer y desarrollarse generando puestos de trabajo formales contribuyendo al país y a las exportaciones. Esta minería ilegal maltrata el medio ambiente afectando la calidad de vida de los peruanos, no paga impuestos, no reconoce derechos laborales y por lo tanto es muy dañina para el país.

¿El planteamiento estaría beneficiando a los mineros ilegales y no a los artesanales?

Así es. La norma no permite el desarrollo de una minería sana sino más bien está perpetuando a la minería ilegal dándole facilidades para mantenerse. Esta actividad hay que retirarla sin cerrarle la puerta a la minería artesanal qué es la que quiere crecer y desarrollarse.

¿Cómo afecta esto a las inversiones de la gran minería?.

Vemos por ejemplo que hay conflictos sociales porque hay mineros ilegales en zonas donde una compañía minera quiere llevar adelante una inversión. Voy a poner dos ejemplos, ambos lamentablemente en Apurímac en el Tajo de Chalcobamba que tiene las Bambas no está siendo desarrollado por qué ha sido tomado por personas que desarrollan minería ilegal. También está el proyecto Los Chancas de aproximadamente $2,000 mil millones de inversión que ya estaba entrando a su etapa final se incendió el campamento de exploración reduciéndose totalmente a las cenizas y hay una invasión de aproximadamente 300 mineros ilegales. Vemos que para favorecer a 300 personas se perjudica a una cantidad muy grande de peruanos que se verían beneficiados con la inversión de estas dos operaciones.

Sandra Alvarado Santillana – Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!