Vie. Jun 14th, 2024

Inversión en exploración petrolera: se encamina recuperación, pero hay temas pendientes

Las inversiones en exploración petrolera, que en el Perú cayeron a su nivel más bajo en el 2023, a la par con el descenso de la producción nacional de crudo, tendrían visos de recuperación en el presente año, de acuerdo con información de diversos sectores.

La Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) informó que en marzo último en el país se perforó un pozo exploratorio, perteneciente a la empresa Unna Energía (ex Graña y Montero Petrolera) en el Lote IV, ubicado en la cuenca Talara, Piura.

Ese representa el primer pozo en busca de nuevos yacimientos, que se perfora en el país después de tres años (el último se perforó el 2021).

Es preciso recordar que al cierre del 2023 las inversiones en el sector hidrocarburos en el Perú, con US$ 324 millones, llegaron a su nivel más bajo en cinco años, cerca de la mitad de lo que se reportaba hasta antes de la pandemia (US$ 619 millones el 2019).

El año pasado, del monto antes citado, US$321 millones, fueron para mantener producción (la cual aún no llega a niveles de prepandemia), pero apenas US$ 2.7 millones se destinaron a exploración, en contraste con los US$ 61 millones que se invirtió para ese fin en el 2019.

¿Por qué es importante realizar exploración?

Según cifras de Perupetro, la demanda de combustibles crece cada vez más, alcanzando los 280 mil barriles por día, pero la producción de crudo en abril llegó a su punto más bajo (poco más de 40,000 barriles en promedio diario), en tanto crece la importación de derivados, a mayor costo, lo cual implica mayor precio a pagar por los consumidores.

A este ritmo, y por falta de inversiones en exploración, la SPH había estimado que al Perú le quedaban reservas solo para los próximos dieciséis años.

¿Cuál es la proyección para este año?

En su reciente Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas 2024-2027, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) proyecta que la inversión en hidrocarburos, tras caer 4.5% el 2023, se recuperaría este año, y crecería en 21.7%, impulsada por un mayor desembolso en obras de explotación y exploración.

Las inversiones en explotación (producción) se incrementarían por el desarrollo del lote 192 (que se encuentra parado desde el 2021 y que ha asumido Petroperú en alianza con la empresa Altamesa) con una inversión de US$ 138 millones para mejorar su capacidad de producción, así como realizar la perforación y reacondicionamiento de pozos de desarrollo.

A su vez, indica, el Lote 95 (operado por Petrotal) tendrá una inversión de US$ 107 millones en 2024, con la perforación y puesta en operación de tres nuevos pozos de producción.

Se contempla también mayor inversión del lote 56 de US$ 124 millones en 2024 para un clúster con facilidades de superficie (flowline), el cual se estima culminar en 2025, y la fase constructiva de una estación de compresión en las inmediaciones de Nuevo Mundo (Cusco).

Todo lo antes mencionado suma inversiones en el segmento de producción por US$369 millones, que sería 14.95% superior a los US$321 millones gastados en ese rubro el 2023.

Exploración

En el segmento de exploración, el informe del MEF señala que este se dinamizaría este año por inversiones en perforación de pozos por US$ 13 millones previstas para el Lote XXIII, a cargo de la empresa Upland Oil & Gas.

A ello le suma inversiones de US$ 7 millones en el Lote Z-61; US$10 millones en el Lote Z-62; y más US$8 millones en el Lote Z-63. Todos ellos yacimientos offshore operados por la empresa Anadarko en la zona marina frente a la costa norte.

En el informe se menciona que Petrotal espera mayores inversiones en exploración en el Lote 95, con la posibilidad de encontrar hasta cuatro nuevos depósitos de hidrocarburos, y que avizora poner en marcha entre el tercer o cuarto trimestre del 2024.

En este caso, según los datos antes citados,las inversiones en exploración sumarían el 2024 los US$41 millones, monto mucho mayor que los US$2.2 millones del 2023.

Retos pendientes

Más allá de estas proyecciones, para diversos actores y sectores involucrados hay aún muchos aspectos por resolver para atraer mayores inversiones en el sector hidrocarburos.

Para el exviceministro de Energía Arturo Vásquez, es necesario definir ahora nuevas áreas de exploración por hidrocarburos, pues si se empiezan a buscar en diez años, ya será muy tarde, dada la declinación progresiva de nuestra producción petrolera y de gas.

Eso, anotó, requiere el contar con contratos más flexibles y competitivos, y para lo cual se requiere nuevos esquemas de negociación (por parte de Perupetro).

Problemas para firmar contratos

En un reciente evento, Ysabel Calderón, ejecutiva del área de supervisión de contratos de Perupetro, indicó que esa agencia enfrentaba cuellos de botella para firmar nuevos contratos. Por un lado, la demora en la realización de procesos de consulta previa, y por otro lado, la creación de nuevas zonas de reserva, y que lleva a dejar la producción de hidrocarburos.

Para Carlos Gonzáles, director gerente de Enerconsult, es urgente actualizar la Ley Orgánica de Hidrocarburos, de forma que se pueda prorrogar los plazos de los contratos, más allá de los 30 años (como plazo máximo que tienen en Perú), flexibilidad que aplican hoy Argentina o Colombia.

Además, anotó, se necesita modificar el esquema de cálculo de las regalías petroleras, de forma que se deduzca de su valor de ventas, los costos de transporte y almacenamiento desde el lote al lugar de consumo, como ya se aplica para el caso del gas natural.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720