Mar. Ene 31st, 2023

La falta de grandes proyectos mineros más allá de Quellaveco sumado al aumento de conflictos sociales, paralizaciones, falta de incentivos para exploración minera y la caída de la producción como la aurífera, por ejemplo, están causando estragos en la demanda de puestos de trabajo de profesionales y técnicos relacionados al sector extractivo en Perú. ¿Qué está pasando?

Lo que se observa es un freno en la demanda de profesionales afines a las actividades extractivas como la minería ya que -comentó a Gestión el director de KSR-Global, Arnaldo Gotuzzo– lo que se observa en el mercado, por el contrario, ha sido reposiciones de cargos indispensables dentro de las compañías para continuar operaciones o procesando minerales, más no nuevas contrataciones, sobre todo para cargos gerenciales.

(La demanda de personal) para nuevos proyectos o crecimiento/expansiones se ha retraído. El mayor movimiento (de personal) en el sector minero se ha visto básicamente en áreas operacionales como de mina, planta, mantenimiento, geología, así como perforación y voladura, que son posiciones necesarias para la operación de una mina”, agregó.

A la par se ha notado que cambios en la plana gerencial o contratación de nuevas posiciones ejecutivas han sido detenidas por la alta incertidumbre. “Por ejemplo, si salía un gerente de un área, esta posición -en algunas empresas- no ha sido reemplazada u ocupada por una persona nueva. Se ha optado por dejarla como está o a cargo de jefaturas o subgerencias o trasladar todas esas funciones a un gerente relacionado”, explicó.

Esta situación -ciertamente- apareció como consecuencia de la pandemia, la que se ha acentuado en los últimos años debido a una serie de factores como los costos logísticos, la incertidumbre política y económica, añadido al déficit de contenedores y transporte a nivel global. “Son una serie de factores a lo que se agrega el tema social (demanda sociales y conflictos) que impactan a las más grandes pero también a las (empresas) medianas”, dijo.

-Opciones a la vista-

Ante ello, ¿qué opciones o alternativas están apareciendo? Al respecto, el experto en recolocación laboral señaló que muchos profesionales y técnicos peruanos tiene predisposición y apertura -más ahora, que en años anteriores- a trabajar fuera del país ante la ausencia de mayores oportunidades. Una alternativa -por ejemplo- es Canadá.

Hemos tenido, por ejemplo, un proyecto muy grande para llevar gente de Latinoamerica a Canadá y tuvimos una serie de cargos más de niveles técnicos/operativos y para personas que recién empiezan profesionalmente, y ha habido un montón de personas que nos han escrito, así no estuvieran dentro de los perfiles requeridos, para aplicar. Hemos recibido incluso postulaciones de profesionales que ocupan cargos gerenciales, pese a que -por el momento- no se están promoviendo estas posiciones. Incluso nos han manifestado que están dispuesto a bajar de cargo y a migrar. Un punto a favor es que el profesional minero peruano es valorado afuera”, apuntó.

Lo que se están demandando en Canadá son -principalmente- operadores de maquinaria; técnicos de mantenimiento; soldadores y electricistas. En concreto, mano de obra ante la falta de técnicos calificados.

Hicimos una convenio ese año con una contratista minera muy grande en Canadá, que opera en diversos proyectos, y nos encargó una búsqueda que toma tiempo y que avanza bastante bien. Están muy interesados en contratas personal de Perú por su experiencia. Hay una ola de contratación muy fuerte de reclutadores extranjeros tanto de profesionales como técnicos peruanos”, acotó.

No solo de Canadá hay interés por peruanos sino de países como Australia, África, Chile, Colombia y Centroamérica, una tendencia que se ha acentuado en los últimos años. Son más de un contratistas de Canadá que están interesados por profesionales y técnicos con experiencia en minería de Perú”.

-Por el lado de los jóvenes-

El otro lado de la moneda es el avance de la demanda de los jóvenes por capacitarse en especialidades técnicas ligados a la minería.

Jorge Chávez, gerente académico de Senati, afirmó que la demanda por la carrera técnica de mantenimiento de minería pesada ha tenido “un crecimiento importante”.

Lo que les interesa a los jóvenes (y por lo que aumenta la demanda por estos oficios) son las buenas remuneraciones y la posibilidad de poder laborar fuera de Perú. La maquinaría moderna es muy compleja y especializada por lo que ya no es posible que los técnicos que se abocan al mantenimiento de estos equipos, no estén actualizados en electrónica e informática, por lo que se requiere/demanda personal altamente calificado”, sostuvo.

Otro punto, agregó es que la alta especialización permite a los jóvenes la posibilidad de brindar sus servicios fuera de Perú.

Si bien hay predominio de varones que deciden estudiar mantenimiento de maquinaria minera, se está viendo también la presencia de más mujeres. A nivel global, 20% de la fuerza laboral que se dedica a esta actividad es femenina. En el Senati tenemos el 23% de mujeres estudiando carreras técnica, en la carrera de mecánica todavía tenemos el 6% al 7%, pero está evolucionando positivamente”, argumentó.

El 60% de los jóvenes que estudian especialidades técnicas ligados a la minería lo hacen tras terminar el colegio mientras que el 30% restante se han incorporado tras laborar en otras actividades, alrededor de los 20 años, y un 10% son mayores de 24 años.

Karen Guardia Quispe – Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!