Lun. Nov 28th, 2022

El Instituto de Ingenieros de Minas de Perú ( IIMP)  exhortó al gobierno a mantener su compromiso de garantizar la estabilidad de las inversiones mineras.

El pronunciamiento de del IIMP  se da en el marco de las últimas  acciones en torno al proyecto Quellaveco, que tras recibir la autorización de operación comercial  surgió una discusión alrededor de los derechos de agua de la mina de cobre de Anglo American.

“Conociendo la buena recepción del proyecto minero en la ciudadanía, por sus altos estándares operacionales e impacto socioeconómico, saludamos las recientes opiniones favorables de los titulares de la Presidencia del Consejo de Ministros, el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Energía y Minas, y el Gobierno Regional de Moquegua, quienes ratificaron que Quellaveco cuenta con todos los permisos exigidos para iniciar actividades y dieron fe de que el esquema hídrico de Quellaveco ha sido debidamente socializado”, expresó la institución .

El  IIMP indicó que esta es la única posición correcta y respetuosa frente a las decisiones tomadas por las instancias técnicas del Estado encargadas de analizar y aprobar los permisos correspondientes. “Hay que reafirmar esta posición y salvaguardar decididamente la institucionalidad de la Nación, pues esa es la forma de proteger y garantizar la inversión privada y la continuidad de las inversiones las cuales son la única manera de eliminar la pobreza, las desigualdades y brechas sociales que aún aquejan a nuestro país y así, construir el desarrollo sostenible que todos queremos”, apuntó

Añadió que “más que ejecutores, requerimos líderes comprometidos con la honestidad y el accionar responsable”.

Subrayó que Quellaveco es el proyecto minero más importante desarrollado en los últimos años, y en las últimas semanas ha iniciado su operación comercial. Cuenta con una inversión de US$ 5,500 millones, que permitió durante los últimos 4 años, crear 29,000 puestos de trabajo y contratar 1,700 proveedores locales.

Además, contribuirá con 0.3 puntos porcentuales al crecimiento esperado del PBI en el 2023 (3%) y elevará la recaudación fiscal minera anual entre S/ 200 a S/ 500 millones.

Precisó que la mina no usará en sus procesos de producción agua destinada a la población, la agricultura o la ganadería. El 80% del recurso hídrico a utilizar en los procesos productivos mineros proviene del río Titire, de origen volcánico y con alto contenido de arsénico y boro, mientras que el 20% procederá de la presa Vizcachas, infraestructura que almacenará agua de lluvia de buena calidad y que será suministrada a la población y actividades agropecuarias de la cuenca del  Tambo durante la época de estiaje y además permitirá el uso efectivo de la reserva hídrica de la región Moquegua

“Reafirmar la legalidad y legitimidad de un proyecto minero de semejante magnitud hace prevalecer en nuestro país la imprescindible institucionalidad, sobre la cual se gestan los mecanismos para proteger y garantizar la inversión privada y la continuidad de los proyectos, específicamente de nuestra minería formal y moderna, evitando así el creciente deterioro de nuestra competitividad a nivel internacional como destino atractivo para la inversión privada”, anotó.

Por admin


Déjanos tu opinión!