Jue. Dic 1st, 2022

A través de una entrevista concedida al Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), Daniel Lozada, presidente de la Sociedad Agrícola de Arequipa (Sada), nos comparte sus impresiones sobre la relación entre el sector minero y agrícola, especialmente en el sur. Asimismo, nos habla acerca de los planes que se tienen para llevar a cabo para destrabar el estancamiento de la agricultura que actualmente se encuentra en estado crítico.

La agricultura es un sector que ha recibido muy poco apoyo en el país en las últimas décadas, ¿cómo hacer para cambiar esta situación?

Nosotros como Sociedad Agrícola de Arequipa tenemos una propuesta disruptiva, la cual expusimos en PERUMIN 35. Consiste en la necesaria convivencia del agro y la minería. La minería y la agricultura tienen que ser la yunta de desarrollo de la región Arequipa y del Perú, porque hemos visto que el enfrentamiento y el conflicto de “mina no, agro sí” nos ha causado el hambre, la desolación y el abandono que vemos hoy en día. Tenemos un sector agrario prácticamente quebrado, sin infraestructura hidráulica, sin mayor atención, ni inversión para su desarrollo.

La productividad del sector agrario además está muy por debajo de otros sectores como la minería o la construcción. ¿Cuál es el camino para acortar esta distancia?

Sin lugar a dudas, apostar por la tecnología, que ya la hay. El Perú, por ejemplo, es líder en tecnología de riego. Somos el país pionero en cantidad de área y calidad de sistemas instalados para riego presurizado en desiertos. Asimismo, tenemos una andenería en la zona de Áncash donde están sembrándose arándanos de forma industrial en casamatas, en viveros. Eso es tecnología y eso es lo que tenemos que incorporar al campo.

¿La minería podría ayudar a superar la crisis a la agricultura?

Obviamente, el campo está descapitalizado, el sector agrario está en una crisis económica muy grave. Por ello, tenemos que trabajar juntos con la minería, porque la minería, generando y apoyando el desarrollo del sector agrario en el Perú entero, va a generar las conexiones para que los conflictos sociales -aprovechado por gente interesada, por manipuladores- no tengan éxito.

¿De qué forma específicamente podría colaborar el sector minero con la agricultura?

Nosotros estamos desarrollando un proyecto de ley para que el 30 % del canon minero sea obligatoriamente utilizado por gobiernos locales, provinciales y regionales en obras hidráulicas de riego, nuevas tecnologías y en mejores sistemas de riego, como las que he comentado al inicio.

¿Qué nos puede decir sobre la siembra y cosecha del agua?

La siembra y cosecha del agua en cabeceras de cuenca, al inicio y en la parte media de la cuenca, es importantísima. Lamentablemente, en nuestro país hemos hablado mucho de siembra y cosecha del agua, pero se ha hecho muy poco. Necesitamos hacer una obra masiva, con todos los muchachos, las universidades y la gente que está en el sector de siembra de árboles. Tenemos que forestar cientos de millones de árboles en todo el Perú para capturar agua, sembrar agua y cosecharla después, con la construcción de cochas, represas, mini represas, para poder tener esta habilidad en la actividad agraria.

Tenemos un déficit de infraestructura para almacenamiento de agua desde ya hace varios años. El tema no ha avanzado mucho, menos ahora.

Por supuesto. La región Arequipa, en su franja costera, que es la más grande del Perú, arroja 20 mil millones de metros cúbicos de agua dulce al mar por año, que son unas 20 represas de angostura. Más los proyectos que están truncos o a medio hacer, por temas políticos de arbitraje y todo el entuerto legal político, podríamos irrigar fácilmente más de un millón de hectáreas en la región Arequipa.

¿Cómo interpreta los conflictos que hay entre regiones por el agua?

Considero que debemos hacer una reingeniería de la regionalización, porque esta regionalización de la departamentalización ha generado que las cuencas, que son unidades reales, físicas, que ya existen, estén separadas, divididas, y generen conflicto dentro de un país que necesita paz.

¿Mantiene usted comunicación con la ministra de Desarrollo Agrario y Riego, Jenny Ocampo?

No hemos tenido comunicación hasta el día de hoy, pero se nos ha invitado a dialogar. Esperamos y vamos a trabajar para que esta sea fructífera.

¿Confía en la labor de este gobierno?

Tenemos que confiar, ya son seis ministros que han pasado y vemos que no hay nada. Quiere decir que cambiar de ministro no da la solución.

Para finalizar, ¿la convivencia entre la minería y la agricultura sí es posible?

Totalmente posible y real. Lo vemos. Es real.

IIMP

Por admin


Déjanos tu opinión!