Lun. Dic 11th, 2023

El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático aprobó la nueva norma primaria de calidad del aire para arsénico, que fijará un máximo de presencia de este elemento como concentración anual, beneficiando a varias ciudades del país. Este elemento químico puede tener graves impactos en la salud y, hasta ahora, no estaba regulado en Chile a través de una regulación de este tipo.

La normativa establece un límite de concentración de arsénico en el aire de 23 nanogramos por metro cúbico (ng/m3), en línea con las recomendaciones de la agencia medioambiental de Estados Unidos (EPA). Para calcular la superación de la norma se considerará un promedio de la concentración anual de tres años sucesivos. De todas maneras, si el valor promedio de 1 año supera el valor de 46 nanogramos por metro cúbico (ng/m3), se entiende de inmediato por superada.

En caso de estar cerca de superar la norma o al constatar que fue sobrepasada, se debe declarar la zona como latente o saturada, con lo que se da inicio a la elaboración de un Plan de Prevención y/o Descontaminación Atmosférica para, en este caso, el arsénico. Los planes incluirían medidas para reducir la contaminación por arsénico, las que sumarían acciones que impactarían en las fundiciones como fuentes puntuales y otras fuentes fugitivas de esas comunas.

La ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, comentó que “esta aprobación es un hito para el país al fortalecer nuestro marco normativo para proteger la salud de las personas. La Norma Primaria de Calidad del Aire para Arsénico permitirá el desarrollo de planes de prevención o descontaminación en los territorios donde se acerque o supere el umbral establecido. Los planes incluirán medidas concretas para reducir el arsénico presente en el aire”.

En Chile el 99% de las emisiones de arsénico generadas por fuentes puntuales corresponde a las fundiciones de cobre, por lo que la futura aplicación de la norma tendría impacto en las comunas en las que se ubican estas instalaciones. De acuerdo a información recopilada por el Ministerio del Medio Ambiente, las comunas en que se han encontrado concentraciones más elevadas de arsénico son Calama y Copiapó -Tierra Amarilla, en donde se deberá evaluar de manera prioritaria si la norma fuera sobrepasada o no

Tras la aprobación del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático, la norma queda lista para el pronunciamiento del Presidente de la República e ingreso a Contraloría para toma de razón. Luego de ello será publicado en el Diario Oficial.


Déjanos tu opinión!