Mar. Abr 16th, 2024

Buenaventura pierde hasta US$ 200 mil por día de paralización en mina Julcani

La Compañía de Minas Buenaventura detuvo las actividades de la mina Julcani, ubicada en la provincia de Angaraes, región de Huancavelica, luego de que el último domingo entre 280 y 300 personas amenazaran al personal de la operación. Como consecuencia, por cada día de paralización la minera pierde entre US$ 180,000 y US$ 200,000, y sus 1,200 trabajadores dejan de percibir remuneraciones, dijo a Gestión el gerente general de la empresa, Leandro García.

“En días anteriores, hemos podido conversar con ellos, disuadirlos de esta medida de fuerza. Pero ayer (domingo) se acercó un grupo mucho más grande, de entre 280 o 300 personas, con actitud más beligerante, poco ánimo para negociar y, ante el riesgo al que se veían expuestos nuestros trabajadores, accedimos a firmar el acta y suspender las labores de trabajo de la unidad minera”, relató. En el acta que firmaron bajo amenaza, se comprometía a la empresa a detener sus labores y a apoyar las manifestaciones en contra del Gobierno de Dina Boluarte.

Durante la invasión a la unidad minera ocurrida alrededor de las 11 a.m. del domingo, no se presentaron agresiones físicas, pero sí amenazas de posible violencia si los trabajadores no accedían a las peticiones de los manifestantes. Estas personas también causaron destrozos en el lugar, quemaron llantas y dañaron vehículos de la compañía minera, según indica el gerente.

Una hora después de estos hechos, la compañía optó por detener las operaciones de la mina, puesto que de lo contrario los trabajadores se encontrarían bajo riesgo de ser atacados. “Vamos a continuar (con la paralización) hasta que tengamos la certeza de que ninguno de los trabajadores va a sufrir un riesgo físico o a su integridad”, adelantó Leandro García.

La plata que produce esta unidad minera es exportada principalmente a mercados de Europa y a Japón, pero la suspensión de las actividades impide que estos envíos se concreten.

Por otro lado, señaló que la situación limita a la compañía a desempeñar únicamente actividades esenciales dentro de la operación, lo que pone en riesgo la seguridad ambiental de su zona de acción. “No nos dejan tener a personal controlando los asuntos ambientales que son de suma importancia. Ya hemos informado a la OEFA y a Osinergmin del riesgo, ojalá no ocurra (un daño ambiental)”, expresó.

Julcani es una mina subterránea de plata en vetas angostas, que inició sus operaciones en 1953 en el distrito de Ccochaccasa, ubicado en la provincia de Angaraes, región Huancavelica. Desde entonces ha venido funcionando de manera ininterrumpida.

Selene Rosales – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720