Jue. May 23rd, 2024

Biden bloquea la mina de cobre y oro de Pebble en Alaska

El gobierno de Biden prohibió el vertido de residuos mineros cerca de la bahía de Bristol (Alaska), emitiendo un decreto que frustra los antiguos planes de extracción de oro, cobre y molibdeno debido a los posibles perjuicios para la próspera industria del salmón rojo de la región.

La decisión final de la Agencia de Protección del Medio Ambiente, anunciada el martes, bloquea de hecho la mina proyectada por Pebble Limited Partnership, así como futuras extracciones del mismo yacimiento en las cabeceras de la bahía de Bristol, hogar de la mayor cosecha mundial de salmón rojo.

“La cuenca de la bahía de Bristol es un motor económico vital que proporciona puestos de trabajo, sustento y un importante valor ecológico y cultural a la región”, declaró Michael S. Regan, administrador de la EPA, en un comunicado enviado por correo electrónico. “Con esta acción, la EPA avanza en su compromiso de ayudar a proteger este ecosistema único en su especie, salvaguardar una industria esencial de Alaska y preservar el modo de vida de más de dos docenas de pueblos nativos de Alaska.”

Pebble, filial de Northern Dynasty Minerals Ltd., que cotiza en bolsa, lleva aproximadamente dos décadas intentando explotar la zona y podría recurrir la decisión ante un tribunal federal. Su consejero delegado, John Shively, declaró que “el siguiente paso será probablemente emprender acciones legales para luchar contra esta injusticia”, y calificó la medida de la EPA de veto preventivo sin precedentes al proyecto que “no tiene apoyo legal, técnico ni medioambiental”.

Las acciones de Northern Dynasty Minerals cayeron en la bolsa de Toronto.

La prohibición coincide con una promesa que hizo el Presidente Joe Biden durante su campaña a la Casa Blanca, cuando dijo que Bristol Bay “no es lugar para una mina”.

Bristol Bay suministra aproximadamente la mitad del salmón rojo salvaje del mundo, lo que genera una actividad económica estimada en 2.200 millones de dólares al año. En los últimos años, un número récord de salmones ha regresado a la Bahía de Bristol para desovar, a pesar de que otras poblaciones de salmón han disminuido.

Katherine Carscallen, directora de Commercial Fishermen for Bristol Bay, calificó la acción final de la EPA de “surrealista”, porque “por fin pondrá fin a la amenaza de Pebble”.

“Cualquier explotación minera de ese yacimiento causaría un daño irreparable a la cuenca”, dijo Carscallen. “No se trata sólo de luchar contra esta mina este año o los últimos 20 años, sino de asegurarnos de que no tendremos que luchar contra otra mina en ese emplazamiento en el futuro”.

La mina Pebble propuesta ha sido una fuente de controversia durante años. Bajo el mandato del ex Presidente Barack Obama, la EPA recomendó restricciones que descartarían el proyecto. Pero la agencia retiró posteriormente los controles tras una impugnación legal. El año pasado, un juez federal devolvió la cuestión a la EPA para que la reconsiderara.

Los críticos dijeron que la decisión entra en conflicto con el compromiso de la administración Biden de acelerar el despliegue de energías renovables y vehículos eléctricos que dependen de minerales críticos.

Estos objetivos “no podrán alcanzarse de forma responsable si las autoridades gubernamentales de EE.UU. continúan por esta senda de confrontación con los proyectos mineros nacionales”, declaró la Asociación Nacional de Minería en un comunicado enviado por correo electrónico. “Esta huida hacia adelante del proceso de permisos adecuado crea una incertidumbre regulatoria significativa para la industria minera durante un punto de crisis para la demanda de minerales”.

La prohibición, ordenada en virtud de la Ley de Aguas Limpias, representa una victoria para los conservacionistas y residentes locales que presionaron a la EPA para que acabara definitivamente con la mina, esgrimiendo la amplia autoridad que le confiere la ley para vetar proyectos que impliquen el vertido de material de dragado. La de Bristol Bay es la tercera vez en 30 años que la EPA hace uso de esta facultad.

En virtud de la decisión final, la EPA prohíbe que determinadas aguas de la región de la bahía de Bristol se utilicen como vertederos de residuos relacionados con el plan de Pebble Limited Partnership, así como con cualquier otra propuesta futura que tenga por objeto el mismo yacimiento y que suponga una pérdida o un cambio equivalente o mayor para los recursos acuáticos.

La EPA “ha escuchado de verdad a los administradores originales y a los primeros pueblos de esta tierra”, declaró Alannah Hurley, directora ejecutiva de las Tribus Unidas de la Bahía de Bristol. “Estas protecciones de la Ley de Aguas Limpias proporcionan la certeza de que Pebble no puede construirse en la bahía de Bristol”.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN



NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO


AUSPICIADORES














CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720