Mié. Sep 28th, 2022

Una importante reunión de coordinación sostuvo la Aduana Regional de Talcahuano con la empresa OTC-OTA (Oleoducto Trasandino) y la Aduana argentina, con motivo del próximo inicio de la mantención y habilitación del conducto de combustible que une a la Región del Biobío con la Provincia de Neuquén.

Este encuentro de trabajo es parte del proceso de puesta a punto para cumplir con el objetivo de dar inicio al envío de combustible, a través del Paso Buta Mallín, en la Provincia del Biobío, a partir del primer trimestre del año 2023. Cabe resaltar que este oleoducto no es operado desde el 2006.

Así, durante el segundo semestre de este año, se contempla el inicio de los trabajos de inspección y reparaciones, de ser necesarias, para las futuras operaciones de importación y tránsito de este producto.

«Debido al carácter estratégico de esta iniciativa para ambos países y sus características, para nuestro Servicio es muy importante estar presentes en cada etapa donde le corresponda fiscalizar y facilitar los aspectos aduaneros de la operación», explicó el director de la Aduana Regional de Talcahuano, Claudio Cid.

De acuerdo a lo informado por la empresa, en agosto se comenzarían a realizar las pruebas con agua, la que será entregada a Refinería de ENAP para tratamiento y disposición final.

En la reunión se acordó trabajar de manera coordinada entre las Aduanas y la empresa Oleoducto Trasandino para el transporte de los diferentes materiales necesarios para este proyecto, siempre acorde a la normativa vigente para este tipo de productos, que corresponde a la operación de graneles líquidos.

Debido a la importancia de este proyecto para ambos países, se seguirán realizando citas periódicas entre todas las instituciones y organismos involucrados en este proyecto, además de coordinar visitas a terreno.

Por admin


Déjanos tu opinión!