Mié. Sep 30th, 2020

Entrevista a Teresa Charca, Superintendente de Comunicaciones de Antapaccay sobre el conflicto en Espinar por el bono de 1000 soles.

La provincia cusqueña de Espinar se entrampó en un conflicto social detonado por la negativa de la minera Antapaccay de entregar un bono de S/. 1000 a cada espinarense mayor de 18 años. El dinero proviene de un fondo financiado con las utilidades de la minera que sirve para proyectos productivos. La República publica las respuestas tal cual de la vocera de la minera a un cuestionario en donde no hubo opción a la repregunta.

¿Por qué es inviable la entrega de un bono de S/ 1000 a cada elector en Espinar?

Antapaccay desea soluciones efectivas para la problemática de Espinar. El bono no lo es, no garantiza una atención adecuada y justa de las necesidades de la población más vulnerable. Ejemplo: dos familias de cuatro personas cada una; la primera conformada por cuatro adultos saludables recibiría cuatro mil soles; la segunda, formada por un solo adulto (una madre soltera) y tres menores de edad, recibiría solo mil ¿Es esa una distribución acorde con las necesidades de dichas familias? Pensamos que no.

El objetivo de Antapaccay es atender a la población vulnerable y es claro que no todos los electores de Espinar están en dicha situación.

Por otra parte, el bono no contribuirá a una reactivación sostenible de la economía de la provincia pues se agotará rápidamente.

Por último, no olvidemos que el presupuesto para la distribución del bono sería tomado de proyectos ya aprobados.

¿No cabe la posibilidad de que sean flexibles ante una situación de emergencia que es inédita en el país?

Estamos abiertos a explorar cualquier fórmula que contribuya, de manera eficaz y eficiente, a mitigar el impacto de la crisis sanitaria en la economía de las familias más vulnerables y a una reactivación sostenible de la economía de la provincia.

De hecho, Antapaccay ya flexibilizó su posición respecto al uso de los recursos del Convenio Marco. Por eso plantea medidas excepcionales para atender a los más vulnerables.

Su argumento es que dar dinero no cumple con los fines del convenio. En la cláusula tercera del convenio habla de programas y proyectos en los ejes estratégicos del plan de desarrollo de la provincia y allí se habla de temas sociales. ¿No encaja en ese rubro el bono?

El bono no contribuye de manera eficaz a mitigar el impacto de la crisis sanitaria en la economía de los más vulnerables y reactivación sostenible.

Autoridades y dirigentes aseguran que esta es una medida excepcional y por única vez.

Antapaccay es perfectamente consciente tanto de la situación por la que atraviesan las familias espinarenses como de la necesidad de medidas especiales. Por eso ha flexibilizado su posición respecto al uso de los recursos del Convenio Marco planteando medidas excepcionales y eficaces para paliar la crisis. El bono, lamentablemente, no es una medida eficaz.

¿Hay forma de entregar el bono o está completamente descartado? Con ello le ahorrarían este conflicto al Perú en plena pandemia.

Antapaccay considera que la implementación de medidas ineficientes, como el bono, traerá, más temprano que tarde, nuevos impases. Por eso ha flexibilizado su posición sobre el uso de los recursos del Convenio Marco planteando fórmulas que permitan atender, con eficacia las necesidades de la población vulnerable.

¿En qué consiste Reactiva Espinar y por qué la población tendría que aceptarla en vez del bono?

La propuesta de Antapaccay tiene tres componentes fundamentales: apoyo alimentario y de salud directamente a la población vulnerable durante seis meses, generación inmediata y masiva de empleo activando proyectos de infraestructura y crédito sin intereses para los emprendedores de Espinar.

¿La posición de Antapaccay no abona a la mala relación histórica con Espinar?

La de Antapaccay es una posición responsable y enfocada en el bienestar de los espinarenses. El apoyo alimentario directo, la generación de empleo y el crédito sin intereses para los emprendedores de Espinar tendrían efectos benéficos en muy corto plazo y estamos seguros de que la población los valoraría.

El estallido del conflicto trae consigo también que salgan a colación otros temas como la supuesta contaminación.

Los temas a los que usted se refiere tienen sus propios espacios de discusión y no debería mezclarse con este tema que es coyuntural.

Vuelven a surgir los cuestionamientos que alentaron el conflicto en 2012 sobre contaminación supuestamente causada por la minera.

En la última década diversas entidades estatales han realizado estudios que demuestran que la presencia de metales en el agua de la zona obedece a un proceso de mineralización natural.

¿Este conflicto no pone en riesgo el proyecto Integración Ccoroccohuayco?

La viabilidad de Ccoroccohuayco tiene trámites y espacios de diálogo definidos por las leyes; no tiene ni debería tener nada que ver con el asunto del bono. Ahora, en cuanto a su conveniencia para Espinar, tenga en consideración lo siguiente: más del 70% del presupuesto de la municipalidad provincial de Espinar es generado por Antapaccay mediante canon y regalías y esos recursos empezarán a disminuir conforme disminuya la producción de la mina. Con Ccoroccohuayco la producción de Antapaccay permanecería estable durante 24 años más asegurando un buen nivel de ingresos para la municipalidad provincial.

LR

Por admin


Déjanos tu opinión!