Solo cinco edificios de oficinas prime entrarían al mercado este año

en: Construcción/Noticias

Una menor oferta de oficinas está ingresando al mercado prime. Así, tres proyectos cuya entrega se tenía prevista en el 2018, se realizará en los primeros meses de este año, y dos más en los meses siguientes. Con ello, la proyección de nueva oferta para este año es de 63,900 metros cuadrados.

“Tres edificios se entregan en marzo, y dos a partir del segundo semestre. Uno se ubica en San Isidro Empresarial, el proyecto Patio de San Isidro, donde hay un mix comercial y las oficinas están casi listas para entrar en operación; otro en la avenida Pardo y Aliaga, previsto para fines de año o inicios del 2020; Lima 27 en la avenida Andrés Reyes con Parque Abtao; y otro en Manuel Olguín, en Surco”, dijo George Limache, jefe de investigación de Binswanger.

Otro proyecto, perteneciente a la Pontificia Universidad Católica, se está desarrollando en la avenida Camino Real, en el distrito de San Isidro, que incluiría, además de oficinas, espacios para un centro de convenciones y eventualmente coworking. El terreno donde se construye la obra es el del ex Centro de Idiomas de la universidad.

Lo cierto es que pese a las fluctuaciones que ha sufrido el mercado de oficinas prime, las rentabilidades se mantienen atractivas (entre 7% y 10% de cap rate), agregó Limache.

Así, el mercado empieza a mostrar visos de recuperación, porque se está dando la construcción de menos edificios, sostuvo el ejecutivo. En tanto, para este año, a nivel de precios, la proyección de la consultora es una estabilidad en las tarifas de alquiler como de venta, mientras que a partir del próximo año los precios empezarían a incrementarse.

Vehículos de inversión

Otro aspecto que destaca Binswanger es el ingreso de los Fondos de Inversión en Renta de Bienes Inmuebles (Firbis) y los Fideicomisos de Titulización en Renta de Bienes Inmuebles (Fibras), vehículos de inversión para personas naturales para la compra o construcción de bienes inmuebles con el fin de obtener una renta.

A la fecha, existen un Fibra y dos Firbis, y la proyección de Binswanger es que se desarrollen más desde este año, y que los ya operativos capten nuevos proyectos, siendo un año de arranque para el crecimiento de estos vehículos de inversión.

A su vez, permitirán que el mercado de oficinas prime perfile su solidez este año.

“Estos fondos han generado que las tarifas de alquiler no se golpeen tanto. Cuando hay muchos propietarios se da una suerte de guerra de precios presionando a la baja, pero con los Fibras y Firbis se ha logrado que los precios se estabilicen”, refirió Limache.

El ejecutivo indicó que ambos fondos ponen la mira en adquirir edificios con siete a ocho años de antigüedad.

“No van tras las nuevas edificaciones porque lo que se está entregando en el mercado no es para venta, sino para alquiler”, anotó. 


Déjanos tu opinión!