Prolima: “El plan de recuperar el centro de Lima atrae a inversionistas, pero hay que desestigmatizarlo”

en: Construcción/Noticias

Si bien Prolima nació hace 25 años, el 2020 puede marcar el inicio del hito que se busca lograr en el centro de Lima. Para ver en su real dimensión el cambio habrá que esperar 35 años, tal como lo marca el Plan Maestro de Recuperación del Centro Histórico, pero que en opinión de Luis Martín Bogdanovich, arquitecto de profesión y cabeza de Prolima, en el corto plazo el público empezará a ver lo que pasará en esta parte de la ciudad.

Y a su vez, el objetivo es atraer a un aliado importante del proyecto integral: el sector privado, del cual se busca pose su mirada en las emblemáticas calles de Lima para invertir. Algunos ya lo han empezado a hacer.

¿Cuántos predios por recuperar existen en el Centro Histórico?

El Centro Histórico de Lima en su integridad, que abarca el Cercado de Lima como el Rímac, tiene aproximadamente 7,000 inmuebles, de los cuales 650 están declarados monumentos y 1,300 están identificados por Prolima como inmuebles de valor monumental, es decir, en total 2,000 inmuebles de los 7,000 tienen una característica o valor que tiene que ser conservada.

¿Cuántos pertenecen a la Municipalidad de Lima?

De esos 7,000 el mayor propietario es la Beneficencia de Lima (250), y la Municipalidad de Lima también tiene, pero deben ser unos 50 inmuebles.

¿Quiénes son los otros propietarios?

Muchos de los predios son del Ministerio de Educación, de la Superintendencia de Bienes Nacionales, del Arzobispado de Lima, de la Universidad de San Marcos, PUCP, Arte Express, Grupo Breca, que se destacan entre los más importantes, además de personas naturales, que son la mayoría.

¿Qué es lo primero que establece el plan de recuperación?

El objetivo es la recuperación integral del Centro Histórico a través de mecanismos como la inversión pública (de la Municipalidad de Lima), que inicia en proyectos de recuperación del espacio público como peatonalización, recuperación de fachadas, iluminación, etc. Esas bases harán que llegue la inversión privada, necesaria para recuperar el centro.

¿Cuántos proyectos son?

Son 23 proyectos de inversión pública, muchos implementados desde este año. El plan contempla metas a corto (2021-2024), mediano (2028) y largo plazo (2035). El total de la inversión pública, sin considerar la recuperación del río Rímac, se acerca a los S/ 3,500 millones, pero a eso hay que sumar lo que cuesta recuperar los inmuebles, ahí vendría la inversión privada, pero antes hay que recuperar vías y hacer atractiva la zona, tanto de día como de noche.

¿Hay algún uso en particular que se le quiera dar a los inmuebles?

Todo lo que es de valor monumental debe recuperarse y dentro pueden darse todos los usos posibles, pero siempre manteniendo las características del inmueble. Y hay posibilidad de convertir algunas sedes en museos.

En el caso de mejora de inmuebles, ¿hay uno que se pueda destacar?

Hay un proyecto que busca insertar a la comunidad en este plan de remozar el Centro Histórico. Se trata de la recuperación de algunos inmuebles con utilidad pública, y en uno de ellos establecer la Escuela de Saberes Tradicionales, enseñando a los vecinos del centro a trabajar en técnicas para la restauración u otros saberes para la recuperación de lo inmaterial como la gastronomía. Esto se desarrollará en el Hospital Real de San Andrés (Plaza Italia) que pertenece a la Beneficencia de Lima.

¿Casonas o lugares emblemáticos como este han atraído el interés del privado?

Promovemos la inversión privada. Si un inversionista quiere poner un restaurante, nos dan las características, y en base a lo que quiere le decimos dónde podrían llegar, porque el inmueble es propiedad de un tercero. Hay disposición del propietario de vender o alquilar, el problema es cuando la propiedad del inmueble es incierta.

¿Algunos se han acercado?

Sí, hoteles. Hay un proyecto muy interesante de una cadena española a media cuadra de la Plaza de Armas; también restaurantes o hasta centros culturales. El plan levanta interés de inversiones, lo que tenemos que hacer es desestigmatizar que el centro de Lima es peligroso porque no lo es y tiene todo.

¿Algunas otras marcas?

Hay interés de desarrollar un hotel en plaza Francia, otro en pasaje Olaya. Arte Express también está desarrollando tres proyectos de hotel boutique en casonas del centro; hay otro proyecto de hotel en jirón Ucayali, además de negocios enfocados en Airbnb, y todo tipo de inversión que sea complementaria.

¿Y grupos gastronómicos?

También hay interés por hacer un restaurante en jirón de la Unión, por la calle Belén, pasando la plaza San Martín. También hay un proyecto que se está haciendo en jirón Ica, para hacer algo parecido a Brisas del Titicaca, muy turístico. Son intereses que van surgiendo y que apuestan por el consumo en la noche.

Ripley, Saga Falabella y Oechsle están el centro de Lima, ¿otra cadena ha mostrado interés?

De una cadena todavía, al menos no con nosotros. Quienes se han acercado son centros de idiomas. Hoy están ICPNA y Británico, pero hay interés de otro centro de idiomas que no es de inglés, muy cerca al corazón del Centro Histórico.

¿Hay otro tipo de inversión que el centro de Lima pueda atraer?

Hay interés de una galería de arte de Miraflores que quiere tener una sede en el centro de Lima. Con eso haremos que esta zona sea mixta con diferentes intereses.

¿Cómo se afectará Barrios Altos dentro de este cambio?

Barrios Altos no es riesgoso, es como cualquier barrio de Lima, pero tiene el estigma de que es riesgoso. Hay que desestigmatizar, porque cuenta con mucho por ofrecer como iglesias, monasterios, plazuelas, cementerio que es un museo, casonas, donde hay que invertir tanto para vivienda como en comercio para generar una ciudad mixta.

¿Qué tipo de inversión podría llegar a Barrios Altos? ¿Ya hay interesados?

En los últimos 20 años la inversión para Barrios Altos ha sido para comercio, pero de muy mala calidad, que lo que ha hecho es degradar al Centro Histórico. Lo que buscamos, a partir del plan de recuperación, es que (la inversión) se dé en forma correcta. Puede ser cualquier tipo de comercio, pero bajo estándares de calidad como centros comerciales, galerías comerciales o restaurantes.

¿Qué tipos de proyectos podrían desarrollarse de manera más próxima?

Barrios Altos despierta interés para hacer vivienda social, en predios de la Beneficencia, que estamos ayudando a promover. También ocurre en el Rímac.

¿Qué potencial ven en este distrito?

En el Rímac vamos a hacer peatonalización de varias calles y reestructuración de iglesias, y el proyecto de telecabina que está formulando el Mincetur.

Gestión


Déjanos tu opinión!