Vie. Dic 2nd, 2022

Alarma. El último reporte de Pérdida de Cobertura Boscosa que data del 2001 al 2017, refiere que, en este periodo se han deforestado 5 mil 774 hectáreas de bosques tropicales, ubicados principalmente en la provincia de Sandia. En breve se elaborará un nuevo informe y se prevé que, las cifras se incrementen en otro tanto de miles de hectáreas. Los registros han sido elaborados por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), el Ministerio del Ambiente (Minam) y la Sala de Observación del Proyecto OTCA Perú.

¿Qué actividades o quienes son los “irresponsables” de llegar a esta crítica situación?. El administrador técnico de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) de Serfor, Hugo Valdivia Altamirano, sostiene que, este panorama se ha generado a actividades ilícitas como la minería informal y al narcotráfico.

Desde los gobiernos locales, regional y nacional, hasta ahora no se han implementado políticas para frenar estas actividades que, colateralmente están alterando el equilibrio ecológico, un atentado de lo más ruin.

Los afectados. El 30% de los bosques tropicales de la región Puno, se encuentran en la provincia de Sandia, allí facinerosos talan árboles para, generar espacios para el cultivo de hoja de coca, insumo indispensable para la elaboración de pasta básica de cocaína.

Este 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques. A propósito de esta fecha en el auditorio de la Dirección Regional de Agricultura (DRA) de Puno, Serfor estará realizando un conversatorio sobre la importancia de los bosques en la región.

Allí especialistas estarán dando a conocer la importancia que tienen los árboles en la preservación de la vida.

“Es necesario que las autoridades competentes vean cómo frenar, por ejemplo, la tala indiscrimanada, los incendios forestales”, dijo el funcionario.

Los colles y queñuales forman otro tipo de bosques que también están siendo destruidos por el ser humano. 

Por admin


Déjanos tu opinión!