Mié. Jul 6th, 2022

Mañana se realizará la octava reunión entre los dirigentes de la comunidad de Fuerabamba y representantes de la minera Las Bambas para negociar la cláusula del convenio que compromete a la minera a otorgar puestos de trabajo a los comuneros. 

Gregorio Rojas, presidente de la comunidad, ahora exige 660 puestos de trabajo, a pesar de que desde 2015 solo 140 comuneros –de los 500 que MMG Las Bambas estimó– aceptaron un cupo laboral y, de ellos, solo 68 permanecen actualmente en la empresa. Si no aceptan la propuesta, amenazó Rojas, una vez más bloquearán la vía. 

TRATOS FIRMADOS 
En el convenio que suscribieron la minera y la comunidad, en 2014, la compañía se comprometió a “garantizar puestos de trabajo fijo y directo en la mina”. Así, cada comunero calificado tendría derecho a un empleo en la empresa. 

En julio de 2015, el entonces presidente de la comunidad, Facundo Alccahua, envió a la minera la relación de los comuneros que formarían parte de la planilla de Las Bambas, pero solo 71 se presentaron al programa de entrenamiento. 

Cinco meses después, representantes del Estado, dirigentes de la comunidad y la compañía suscribieron un documento, donde se dio por cumplido el convenio de empleabilidad. 

MÁS OFERTAS DE TRABAJO 
Adicionalmente, Las Bambas envió un nuevo ofrecimiento de empleo en junio de 2016 al presidente de la comunidad de ese momento, Alfonso Vargas. La empresa volvió a pedir una lista de fuerabambinos para que trabajen en la mina. En ese proceso, 73 pasaron la entrevista de selección, pero solo 36 fueron al programa de entrenamiento. El resto no quiso continuar con el proceso.

Al año siguiente, la minera envió otra convocatoria de empleo con fecha 5 de octubre de 2017, pero nadie acudió. Lo mismo ocurrió en noviembre de 2018 y febrero de este año. Ahora cabe preguntarse cuántos asistirán a los programas de entrenamiento para empezar a trabajar en la operación minera.

PAGO COLECTIVO
Gregorio Rojas dijo a Perú21 que quienes se retiraron de sus puestos de trabajo fue porque “el contrato que han firmado ha sido un poco mal”, pues aduce que los plazos son de solo uno o dos años y ellos exigen que sean contrataciones indefinidas. 

Las Bambas informó a este diario que, de los 660 comuneros que quieren un puesto, hay 153 que han sido añadidos recientemente. “Para aceptarlos, la empresa ha solicitado una copia del padrón comunal para revisar caso por caso si les corresponde el mencionado beneficio. Sin embargo, la comunidad se ha rehusado a brindar esta información”, remarcaron. 

La compañía también está ofreciendo un bono de incentivo para que los comuneros acudan a trabajar. Su propuesta es pagar ese dinero a cada uno de los comuneros en dos armadas: la primera, al firmar el contrato; y la segunda, luego de cuatro meses de trabajo. Sin embargo, los dirigentes de la comunidad piden que la compañía les pague la suma total del incentivo a la directiva de Fuerabamba y ellos se encargarían de repartirla. 

Fuentes de Inteligencia aseguraron que los abogados Chávez Sotelo están detrás de este pedido porque esa sería la forma de asegurar el cobro de sus honorarios. “No existe razón valedera para no pagar de manera individual el bono”, sostuvo la fuente. 

TENGA EN CUENTA

– “Los abogados se han ido a reunir con la comunidad, incumpliendo las normas, y exigen que no acepten que se pague el bono individualmente”, afirmó una fuente de Inteligencia. 

– “Los Chávez Sotelo están manipulando a los campesinos para lograr que defiendan sus objetivos. Si hacen el pago grupal, los abogados no cobran”, sostuvo.

Por admin


Déjanos tu opinión!