INDUSTRIA 4.0 HABILITADORES TECNOLÓGICOS: Impresión 3D y Fabricación Aditiva

en: Notiempresas
Rafael Agustín Guillén
Conferencista internacional experto en urbanismo, Smart City e industria 4.0.
Email: [email protected]

Las tecnologías están en la raíz del éxito industrial y han demostrado ser un factor clave para su supervivencia.

¿ESTAMOS PREPARADOS?: COMPETENCIAS PROFESIONALES

Ya dijimos en artículos anteriores que: “La industria del futuro estará formada por estructuras inteligentes, objetos conectados, elementos robóticos, pero las personas siguen siendo el corazón del proceso, disponer de un capital humano para desenvolverse en este entorno es fundamental para que la Gestión del Cambio sea un éxito” y señalamos que “ Las tecnologías están en la raíz del éxito industrial y han demostrado ser un factor clave para su supervivencia”

Hasta la llegada de la impresión 3D existían diversas técnicas para obtener un objeto, la sustracción, la flexión, la fundición o el amoldamiento de materiales eran las técnicas más comunes en la fabricación de objetos, técnicas efectivas, aunque costosas y generadores de residuos materiales.

En 1984 un nuevo avance tecnológico revoluciona la manera de modelar los materiales, Chuck Hull patenta la Estereolitografía le primer método de impresión 3D que permite realizar obejtos sólidos mediante dé la impresión sucesiva de finas capas de material.

En 1995 dos estudiantes del IMT diseñan el primer modelo de impresión 3D por injección, reduciendo notablemente los costes de uso de la estereolitografía, comienza la era de la fabricación rápido o fabricación aditiva.

La fabricación aditiva surge de las tecnologías de prototipado rápido, que son aquellas tecnologías que permitían acortar el ciclo de desarrollo de un producto, mediante interacción que se hacían sobre modelos, bien funcionales o bien formales. Estas tecnologías fueron alcanzando mayor precisión incorporando materiales muy avanzados y algunas de ellas quisieron dar un paso más adelante, pensando en producir piezas finales, para sectores industriales muy exigentes, hoy ya extendido al público en general.

El objeto se obtiene de un modelo digital 3D, modelo que puede ser obtenido mediante software de diseño o utilizando un escáner 3D que permite replicar objetos existentes, el modelo 3D se envía a una impresora especial que crea el objeto superponiendo capas de materiales adherentes y aquí la primera la primera ventaja, no hay residuos de material desechable, sin embargo, esta no es la única ventaja, al obtener un objeto directamente de un modelo 3D, se puede obtener un prototipo muy rápidamente y con costes de producción mínimos, modificando su diseño su diseño digital, podemos adaptar rápidamente el prototipo a las especificaciones que requiere el cliente, moldes, prototipos, protesis médicas, moda, joyas, hasta comida e incluso edificios enteros, casi todo puede poder salir ya de una impresora 3D.

Producir componentes más grandes, mayor precisión y resolución a más velocidad, coste cada vez más reducido, mayores aplicaciones, el avance de la impresión 3D la convierte en una alternativa cada vez más viable a los procesos de fabricación tradicionales y ofrece posibilidades de nuevos modelos de negocio, basados en una mayor adaptación de producto al cliente final.

Cuando tiene sentido la fabricación aditiva en el producto final, siempre y cuando se cumpla las siguientes características, primero que el producto necesite una personalización, que tenga una complejidad geométrica importante y que sea una serie corta, ahí es donde debemos empezar a pensar que esta tecnología es necesario implementar esta tecnología en combinación con el resto.

NO ES POSIBLE imaginar una Industria 4.0 sin la formación y capacitación de los trabajadores que deben adaptarse a nuevos entornos y los que deberán ocupar futuros puestos, así como la automatización que permita la interacción hombre-máquina.

Recordemos que la SUPERVIVENCIA se fundamente en la capacidad al cambio, ¿esta nuestro personal preparado para aprovechar las nuevas herramientas tecnológicas?, ¿Es necesario establecer un plan de formación especializado?, ¿se necesita incorporar algún perfil profesional nuevo?,


Déjanos tu opinión!