Dom. Dic 5th, 2021

Hidalgo Okimura, gobernador regional de Madre de Dios, mencionó que si bien hay un trabajo que se viene realizando desde su sector con el apoyo de otras autoridades, sin embargo existe un problema en la zona minera, denominada La Pampa, donde no impera la ley.

“En la zona minera […] no entran autoridad ni policía sin permiso de los sicarios o de la personas que controlan la vigilancia. Lamentablemente es un terreno minado y lo que vengo planteando al Ejecutivo es que nosotros tenemos que hacer una acción conjunta. Me dicen que es responsabilidad del gobierno nacional, pero como gobernador regional no puedo permanecer o dar mi opinión ajeno a una situación en la que nosotros vemos”, dijo el gobernador a RPP.

Asimismo, indicó que los operativos de interdicción no ayudan del todo, puesto que hay un gasto de presupuesto en la destrucción de equipos que realizan el trabajo de manera ilegal.

“Las interdicciones, le hemos dicho a la ministra del Ambiente y de Energía y Minas, se gastan unos tres millones de soles y esas máquinas se pueden confiscar, se pueden trasladar”, declaró.

Dentro de este territorio también se encuentra el tema de la trata de personas, así como trabajo y prostitución infantil, y sobre el mismo Hidalgo señaló que hace solo unas semanas estuvo reunida la comisión multisectorial donde se ha tratado estos temas, incluso denunció que en el Cusco y Arequipa se mandan avisos en que convocan a trabajar en ello en la región de Madre de Dios.

Por admin


Déjanos tu opinión!