¿Cómo evitar que los “consumos vampiro” de energía afecten su hogar?

en: Notiempresas

A propósito del aumento en las tarifas eléctricas, anunciado a inicios de mes por el Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Energía y Minería (Osinergmin), sabía que un refrigerador gasta entre 150 y 400 Watts (W); un microondas, entre 600 y 1700 W; una plancha, 1000 W; el secador de pelo entre 1800 y 2000 W; y una ducha eléctrica entre 7000 y 10000 W. Si observa que el consumo se sale de estos parámetros, debe tomar medidas correctivas, ya que se verá reflejado en el incremento de consumo de energía; este al mismo tiempo, no solo incrementará la facturación mensual de uso de electricidad, sino que tendrá un impacto en la reducción de las emisiones de carbono.

En el marco del Día Nacional de Ahorro de Energía, que se celebra el 21 de octubre, es necesario revisar, cómo todos los peruanos podemos sumar acciones para contribuir a la sostenibilidad del planeta. En ese sentido, expertos en eficiencia energética de Schneider Electric, nos comparten algunas iniciativas de cómo evitar esos “consumos vampiro” y contribuir en la conservación del medio ambiente.

Antes, a qué se refieren los especialistas cuando mencionan “consumos vampiro”. Se trata de ciertos usos de energía que elevan el gasto en el hogar, y que pueden proceder de varios electrodomésticos, que no sabemos que están desperdiciando energía, como televisores, consolas de videojuegos, cine en casa o equipos de sonidos, entre otros; que, a pesar de estar en modo apagado, estarán consumiendo energía.

Electrodomésticos que consumen energía cuando están apagados

  • Laptop: este equipo, aun estando apagado, puede consumir hasta 8.9 W por hora. En modo hibernación puede elevarse hasta a 15.7 W.
  • Consola de videojuegos: al estar apagada, pero enchufada, consume 1 W. En stand by puede elevarse hasta a 23.3 W.
  • Televisor:  un aparato antiguo puede consumir alrededor de 2.8 W apagado, mientras que un LCD puede llegar a consumir la mitad (1.4 W).
  • Microondas: ¡cuidado con este electrodoméstico! Al estar apagado consume alrededor de 3.08 W, y al tener la puerta abierta, puede llegar a aumentar hasta 8 veces su consumo. Esto sería equivalente a 25.79 W.
  • Cargador de celular: al dejarlo enchufado toda la noche, puede llegar al 100 % la batería del dispositivo y dejar de cargar; sin embargo, el cargador seguirá consumiendo esa parte de energía.
  • Teléfono inalámbrico: el consumo puede llegar hasta a 2.9 W por hora, especialmente sí tiene contestadora.
  • Aire acondicionado: puede llegar a consumir más de 7% de energía, es recomendable utilizarlo siempre entre 24 o 26 grados centígrados.
  • Lavadora: cuando lave la ropa, hágalo con cargas llenas, no con pocas prendas.

En línea con lo anterior, desde el 7 de abril del 2018, se encuentra vigente el Reglamento Técnico sobre el etiquetado de eficiencia energética para equipos eléctricos. Por ello, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Refrigeradoras, calentadores de agua, secadoras, lavadoras, motores eléctricos, equipos de aire acondicionado, calderas, lámparas de uso doméstico, y balastos para lámparas fluorescentes deben llevar la etiqueta de eficiencia energética, que es un sticker adherido al producto, donde se detalla cuán eficiente es en el ahorro de energía durante su funcionamiento.
  • La etiqueta debe estar impresa o adherida sobre el envase, empaque, publicidad o cuerpo de los artefactos, en un lugar visible para el consumidor.
  • Respecto al sticker, la letra A y el color verde es más eficiente y la G y el rojo es menos eficiente.

Asimismo, vale resaltar que, según la Encuesta de Consumo y Usos de Energía 2018, realizada por el Osinergmin, los hogares peruanos destinan principalmente la electricidad para actividades de iluminación. En ese sentido, se debe considerar que hoy en día hay sistemas tecnológicos que temporizan el encendido y apagado automático de las luces, lo que hacen posible que estos no consuman energía toda la noche y tampoco represente un riesgo para su hogar mientras duerme. Por ello debe:

  • Usar detectores de presencia en pasillos y baños, esto permitirá que los focos estén encendidos solo cuando estén presentes.
  • Optar por dispositivos de bajo consumo como son los focos ahorradores o LED, duran mucho más y consumen menos energía; pueden tener una duración de hasta 15 años dependiendo del de uso diario y se puede ahorrar hasta un 85% de energía.
  • Utilizar focos de bajo consumo (certificados) y así verá una reducción notable en su recibo mensual.

Desde desconectar aquellos electrodomésticos que no se usan o cuando no hay nadie en casa, aprovechar el uso de la computadora o laptop para cargar el celular con el cable USB; hasta el simple hecho de caminar o usar bicicleta cuando tiene que movilizarse en distancias cortas, y para viajes más largos hacerlo en transporte público o compartir el vehículo con otras personas, contribuirá no solo ahorro en la economía de los consumidores, sino en la lucha contra el cambio climático.


Déjanos tu opinión!