Vie. Abr 23rd, 2021

En lugar de avanzar, como invocaba el fundador de Acción Popular, Yonhy Lescano parece retroceder y afectar el desarrollo del país. En una conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en Perú (APEP), el candidato presidencial se expresó en contra de dos importantes proyectos de extracción de cobre, lo cual no ha sido bien visto en los sectores empresariales.

Al ser consultado por Reuters sobre Tía María, Lescano dijo que, de llegar a ser presidente, no está dispuesto a insistir con este proyecto minero ni tampoco con Las Bambas:  “Nosotros no estamos dispuestos a ocasionar más problemas. Hay una fuerte resistencia de la población, sobre todo de los agricultores (…). Pero formalizar o querer meter a presión el caso de Tía María sería una acción muy temeraria mía y ocasionaría más problemas que beneficios. Consecuentemente, nosotros ahí no estamos dispuestos a insistir en esta situación”.

Pero Lescano no solo se opone a este proyecto de explotación que tiene una inversión de más de US$1,700 millones. En la entrevista completa, a la que tuvo acceso Perú21, el candidato también se opone a Las Bambas, proyecto cuprífero de US$4,000 millones.

“Las Bambas es otro foco de conflicto, donde hay muchos problemas, muchas protestas y costos sociales. Nosotros no queremos estar insistiendo en este tipo de proyectos donde se va a ocasionar más problemas, retrasos y conflictos”, acotó.

El acciopopulista señaló que si es elegido presidente, creará un “catastro” en el que determinará dónde se puede hacer minería y dónde no.

“Donde no ocasiona problemas, ni contaminación del agua, ni problemas sociales, ni contaminación de tierras, ahí que se haga minería”, explicó.

CRÍTICAS Y RECHAZO

Los comentarios de Lescano a la prensa extranjera generaron fuertes críticas en las mineras y también en medios especializados del extranjero. El portal canadiense Mining.com reportó que sus declaraciones “han encendido una alerta al sector minero”.

Por su parte, Carlos Gálvez, miembro del consejo consultivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), rechazó la propuesta de Lescano y señaló que podría alejar la inversión.

“No puedo culpar a Lescano de su ignorancia, pero no sabe el daño que ocasionaría. Seguir postergando proyectos es matar la inversión, es lo peor que podría hacer. Los países crecen mientras sean atractivos para la inversión pública y privada, y su propuesta las ahuyentaría”, aseveró. Gálvez indicó que los proyectos mineros permitirían reactivar la economía, especialmente en plena crisis del COVID-19, aprovechando que el precio del cobre subió de US$4,600 a US$9,100 la tonelada.

En el mismo sentido opinó Anthony Laub, experto en minería y energía, quien sostiene que Lescano da una “mala señal para este sector clave que representa el 15% del PBI y sobre dos proyectos que, a pesar de cumplir con la legislación y requisitos, no se pueden ejecutar”.

“El mensaje que da es fatal, es terrible. No tenemos otra megaindustria en el Perú. Se castigaría con ideologías políticas a un sector porque no le gusta o por un conflicto social que es suficiente para limitar un proyecto”, declaró.

Ambos rechazaron la propuesta del catastro de Lescano dado que cualquier recurso mineral no se encuentra ni se trabaja donde el político pone el dedo. Laub agregó que su idea es incluso similar a la de la candidata Verónika Mendoza (JP).

DATOS:

– El proyecto minero Las Bambas aportó S/245.6 millones a Apurímac en regalías en 2019, según el IPE. Ha creado 1,500 empleos directos y 7,000 indirectos, según la corporación minera.

– Se calcula que el proyecto Tía María generaría S/273 millones en canon y regalías al año, según la empresa. Creará 3,000  trabajos en la etapa de producción y 4,150 puestos laborales directos e indirectos.

– El plan de gobierno de Acción Popular publicado  en el JNE no brinda ningún detalle de lo que declaró Lescano a los medios extranjeros. Tampoco se menciona el catastro.

P21

Por admin


Déjanos tu opinión!