Lun. Nov 28th, 2022

Desde el 2017, la productividad del sector minero en Cajamarca muestra una tendencia a la baja, alejándose del ‘boom’ que registró entre el 2011 y 2012, principalmente. De la mano con esta situación, los precios de los terrenos rurales y urbanos también han caído, y escasean los proyectos inmobiliarios.

Así, si en el 2012 el metro cuadrado de terrenos rurales o agrícolas se cotizaban hasta en US$ 700, hoy se han “sincerado” a US$ 100. En tanto, los precios en el centro histórico de Cajamarca se mantienen entre los US$ 700 y US$ 800 el metro cuadrado “sin mostrar ningún incremento”, dijo la presidenta de la Cámara de Comercio de Cajamarca, Lorena Sandoval.

“En el corto plazo no hay anuncios de nuevos proyectos empresariales, la compra y venta de terrenos se paró un poco entre julio y agosto pasado, y son escasos los proyectos inmobiliarios. El sector construcción en la región se está moviendo por la autoconstrucción de viviendas”, agregó.

Según datos de Techo Propio, incluso, hasta abril último, Cajamarca tenía en oferta solo ocho viviendas que integraban un solo proyecto inmobiliario pese al alto déficit por una casa propia que se registra en Cajamarca provincia así como en Jaén.

En tanto, la Municipalidad de Cajamarca apenas en setiembre aprobó la opinión de relevancia del proyecto Conjunto Habitacional de interés social Venecia 920, que será desarrollado por la Inmobiliaria Signia SAC, que contempla la construcción de 920 departamentos para los segmentos C y D, con precios que oscilarán entre los S/ 48,800 y S/ 67,424.

El problema -según Sandoval- es que si se hace el análisis de la configuración económica de la población, el 60% vive de la actividad rural y tiene ingresos menores a los S/ 400 mensuales -producto de la década de recesión que vive la región tras la paralización de proyectos mineros como Conga- y, por lo tanto, no tiene cómo acceder a programas de vivienda.

“Cajamarca tiene 17 proyectos mineros en cartera que por alguna razón están en stand by y lo que tenemos como nuevo proyecto es Yanachocha Sulfuros (con una inversión de US$ 2,100 millones) que esperamos se ejecute para reactivar la economía, dado que en la región no ha habido diversificación productiva para generar otras fuentes fiscales”, anotó Sandoval.

Gestión informó en setiembre último que la compañía Newmont decidió retrasar la financiación total para el proyecto Yanacocha Sulfuros hasta el segundo semestre del 2022, en un contexto de desafíos de la pandemia en curso.

Este es el único proyecto que el Ministerio de Energía y Minas (Minem) tiene previsto que inicie en Cajamarca en el corto plazo. El siguiente sería el proyecto Michiquillay de Southern Perú, cuyo inicio de construcción se contempla para el 2024-2025.

Fuente: ComexPerú
Fuente: ComexPerú

Ocupación hotelera

Respecto a la oferta hotelera, Sandoval informó que en los últimos meses los hospedajes han logrado tener una ocupación de 100%, considerando las restricciones de aforo, generado por la alta demanda de parte de las empresas mineras ya instaladas en la región que alquilan las habitaciones para que sus trabajadores pasen por el protocolo biosanitario previo al ingreso a la mina.

“Esto está permitiendo que los empresarios habiliten sus edificios, que antes tenían otro uso o que quedaron inconclusos, para atender la demanda del sector minero y turístico”, indicó.

Por otro lado, informó que a través del Ministerio de la Producción (Produce) se están identificando áreas que puedan ser destinadas a parques industriales con el objetivo de impulsar otras actividades económicas, entre ellas la agricultura. También señaló que se volverá a impulsar, después de 40 años, la construcción de la presa del río Chonta.

Ani Lu Torres – Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!