Sáb. Oct 23rd, 2021

El empresario e ingeniero Roque Benavides comparte con Gestión extractos de su reunión con el ministro de Energía y Minas, Iván Merino, con el fin de trabajar de manera articulada con el Gobierno y así impulsar inversiones en un clima de paz y desarrollo económico.

¿Cuándo se reunió con el ministro?

Antes que nada tengo que decir que no fue una reunión pedida por nosotros. Fuimos convocados desde el despacho del ministro para que lo visitáramos. Me dijeron que quería conversar conmigo. Esto fue ya hace dos semanas. Se nos convocó el 3 de agosto a las 5 p.m. y nos recibió puntualmente, y eso para mí es un mensaje importante. Tiene valor que se respeten los tiempos de las personas. Le llevamos una presentación sobre lo que hace Compañía de Minas Buenaventura explicando que operábamos en ocho regiones del Perú y que somos más de 12 mil personas trabajando.

¿Qué fue lo primero que le dijo?

Me dijo: “Quiero que usted sepa que no somos antimineros”. Y luego lo otro que me dijo y que me impactó mucho fue “nosotros queremos coordinar sin ONG, nosotros no trabajamos a través de las ONG”. Es un detalle a tomar en cuenta porque algunas ONG han generado distorsiones en cuanto al diálogo en el Perú. Entonces, me impactó mucho.

“El ministro de Energía y Minas, Iván Merino, dijo que lo que buscaba el Gobierno era agilizar los proyectos”, contó Roque Benavides.

¿De qué más conversaron?

Habló también sobre la rentabilidad social. No fue mi intención contradecirle, sino ratificarle que en el fondo las empresas mineras, especialmente las empresas mineras antiguas como Buenaventura, lo venimos haciendo ya desde hace muchos años. En fin, no tengo problemas con estos términos de “licencia social” y “rentabilidad social”, que sería muy bueno definirlo claramente para saber a qué atenernos.

Pero en la reunión, ¿el ministro le aclaró qué significa la licencia social o rentabilidad social?

No. Creo que así como la licencia social, la licencia es algo muy concreto y lo da la autoridad, y lo social es algo muy ambiguo. Al final, el término licencia social ha terminado siendo muy ambiguo, pero no solamente ambiguo, sino que sirvió para que algunas personas crean que tienen derecho a veto a algunos proyectos, especialmente en minería. Entonces, habrá que definir de qué se trata esto sobre la rentabilidad social y el ministro no lo aclaró. Creo que lo que tenemos que hablar es de rentabilidad social a nivel del Perú y no solo en la minería. Creo que hoy día todo tenemos que buscar tener una mayor interacción entre todos los peruanos.

Así como se reunieron con usted, ¿el ministro se ha reunido con otros empresarios?

Mire, lo que a mí me ha sorprendido es que el ministro se ha reunido con los pequeños mineros, con mineros artesanales, pero eso no lo han puesto en el Twitter del Minem. A nosotros nos han fotografiado y luego subido a redes sociales. Bueno, tendrán sus razones, yo no oculto nada. Fui invitado por la autoridad y no puedo negar que ha sido una reunión muy respetuosa, que yo aprecio mucho.

“Mucho más rentable para el Perú es adelantar los proyectos que no están siendo desarrollados”, señaló Benavides.

¿Habrá otra reunión?

No, pero ahora que recuerdo, el ministro dijo que esperaban agilizar los proyectos y que iban a convocar al Ministerio de Energía y Minas a representantes del Ministerio de Cultura, de Agricultura y del Ambiente. Y yo le dije “¿entonces será una especie de ventanilla única?”, y me dijo: “No una ventanilla única, pero sí vamos a tener mayor coordinación entre los sectores”. Bueno, me pareció positivo que haya una especie de ventanilla única no solo para sacar adelante proyectos de Buenaventura sino cerca de los US$ 60 mil millones que tenemos en proyectos que no están siendo desarrollados.

¿Dio más detalles?

Uno de los aspectos que habló el ministro es que querían hacer desarrollos territoriales, y entiendo que él viajó a Cajamarca y que esta sería una especie de región piloto donde debería desarrollarse Michiquillay, Galeno y Sulfurus de Yanacocha, y así integrarse.

¿Se habló sobre el alza de impuestos al sector?

No se tocó el tema tributario, pero yo sí me he expresado y el ministro lo debe conocer porque lo he dicho públicamente, es que no creo que se trate de cobrar más impuestos cuando hoy día las empresas mineras productoras de cobre están pagando el 57% de sus utilidades entre impuestos a las ganancias operativas, el impuesto a la renta. En fin, todos estos impuestos. De lo que se trata más acá y sería mucho más rentable para el Perú es adelantar los proyectos que no están siendo desarrollados.

“A las empresas mineras no nos toca decir que nos cobren más o menos impuestos”, consideró el también ingeniero.

El ministro de Economía, Pedro Francke, ha dicho que habrá un margen para subir impuestos a la minería siempre y cuando los precios de minerales se mantengan altos. ¿El razonamiento de Francke es el correcto?

La verdad es que escucho mucho sobre este impuesto a la sobreganancia y eso implicaría que hay ganancias estándar o ganancias normales. Realmente, es un tema discutible porque cuando más altos están los precios, se paga un mayor impuesto hoy por hoy. No sé si ha sido un tema de campaña y decir este tipo de cosas que pueden caer bien a algunos sectores de la población, aunque en el fondo hay dos aspectos. Primero, con los precios altos se paga mayor impuesto, y segundo, la gestión de esos recursos, pues están siendo mal utilizados, y el reflejo de eso es la cantidad de gobernadores regionales que están cuestionados y perseguidos por la justicia por temas de corrupción.

¿Qué espera sobre este tema en particular?

Espero que para discutir el tema de incremento de impuestos se contemple la cuestión técnica de la competitividad. Palabra que no utilizó una sola vez el presidente Pero Castillo en su mensaje a la nación. La competitividad tiene que ver en compararnos con otros países mineros y hoy el país está pagando más impuestos que Chile, Australia, Canadá y al mismo nivel que México. Si queremos que la minería peruana se siga desarrollando tenemos que ser competitivos, y eso lo he repetido hasta el cansancio.

“Nosotros queremos coordinar sin ONG. Nosotros no trabajamos a través de las ONG”, le dijo el ministro a Benavides.

¿En el sector ya dan por hecho que le van a subir los impuestos o cree que aún se puede conversar?

El planteamiento de impuestos pasa por leyes y pasa por el Congreso y el planteamiento que pueda hacer el Ejecutivo. A las empresas mineras no nos toca decir que nos cobren más o menos impuestos. Nosotros, la minería responsable, cumplimos con todas las obligaciones y Buenaventura es una de esas empresas. Lo único que puedo tratar de transmitir es un mensaje que necesitamos desarrollar nuestros recursos naturales, y cobrando impuestos excesivos lo único que vamos a lograr es que no se impulse minería en el Perú.

¿Cuál es su sensación luego de la reunión con el ministro?

Evidentemente, lo hablado en la campaña presidencial ha sido muy agresivo. El nombramiento del gabinete en su conjunto es una afrenta a la población, visto que en el Congreso la distribución política no es la misma distribución que hay en el gabinete. En mi calidad de antimachista, me choca que solo haya dos mujeres en el gabinete. Creo que en las empresas mineras no estamos ausentes de la realidad nacional. Nosotros como empresas mineras no podemos imponer, negociar, ni podemos decir qué cosa es lo que se debe hacer. Corresponde a los gobernantes gobernar.

¿Hay confianza en invertir?

La minería es una actividad de largo plazo. El caso particular de Compañía de Minas Buenaventura, en que tenemos el 100% de activos en el Perú, es muy difícil decir que vamos a paralizar los proyectos. Con los tiempos que manejamos y el tiempo que toma sacar adelante un proyecto en el Perú, hay que seguir trabajando. Vamos a hacerlo con el entusiasmo que se nos imprima. Lamentablemente, no vemos que haya una gran convicción. Seguimos escuchando palabras en el fondo negativas, como pretender decir que la rentabilidad social recién comienza con este gobierno.

“El nombramiento del gabinete en su conjunto es una afrenta a la población”, consideró el empresario.

¿Una Asamblea Constituyente es urgente hoy?

No comparto esa posición. La actual Constitución contempla las modificaciones que se pueden hacer. Y si hay que hacer modificaciones hay que hacerlas dentro del marco de la legalidad, dentro de la Constitución. Esto de convocar a una Asamblea Constituyente y la conformación, que una parte va a ser elegida por la ciudadanía y otra designada. ¿Quién es el Dios que nos va a designar a los miembros de esa asamblea? Para mí es reinventar la democracia, pero no es nada democrático.

“Una asamblea constituyente haría retroceder muchísimo al Perú. Las actividades industriales se verían afectadas”, opinó Roque Benavides.

Los proyectos de compañía de Minas Buenaventura

El empresario Roque Benavides señaló que para fines de año la Compañía Newmont Corporation tomará una decisión sobre el financiamiento del proyecto Yanacocha Sulfuros, ubicada en la región Cajamarca.

“Yanacocha Sulfurus es una decisión que tiene que tomar Newmont porque ellos son los accionistas mayoritarios. Nosotros estamos acompañándolos en el sentido de evaluar el proyecto y la rentabilidad del proyecto. No solo cuenta ahí rentabilidad social sino también la rentabilidad económica, no es un proyecto fácil”, declaró.

En ese sentido, señaló que vienen trabajando activamente en el proyecto San Gabriel, que se ubica en el distrito de Ichuña, provincia de Sánchez Cerro, región Moquegua. .

”Hemos sido golpeados duramente por hacer una emisión de bonos y eso aumenta sustancialmente el endeudamiento de Buenaventura para pagar una deuda que se nos exigió y, por supuesto, que consideramos injusta de parte de la Sunat”, consideró.

En otro momento, manifestó que también están potenciando sus operaciones. “Estamos trabajando mucho en la mina de Uchucchacua (región Lima). También estamos con temas de reserva. Estamos explorando con mucho entusiasmo en La Zanja, en Cajamarca, donde tenemos algunos interceptos de cobre en Sulfurus”, explicó.

Benavides además contó que la empresa continúa con la explotación en Tantahuatay, así como en su intento de incrementar la producción en Orcopampa en Arequipa y Julcani en Huancavelica.

“Cerro Verde es un relojito, sinceramente. Mucha gente se olvida de la historia del Perú. Antes Cerro Verde estuvo en manos de Minero Perú y no sacaron ningún centavo de rentabilidad social ni económica. Ciertamente, Cerro Verde es un ejemplo de cómo debe ser la minería en el mundo”, finalizó.

Walter Gonzalo Arcasi Mariño – Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!