Mié. Sep 28th, 2022

Las propuestas económicas de los candidatos de la segunda vuelta electoral, Pedro Castillo y Keiko Fujimori, han hecho que la agencia internacional de calificación crediticia Moody’s analice algunas repercusiones que traería aplicar sus planes.

Ya el viernes de la semana pasada, Moody’s rebajó la perspectiva de la calificación crediticia de Perú de estable a negativa, manteniendo la nota de A3. La decisión se debió, principalmente, a la incertidumbre política que no asegura que la debilidad institucional del país vaya a revertirse.

Ahora, la agencia internacional se centró en el impacto de un posible cambio en las políticas económicas en sectores claves de la economía, en donde la más afectada sería la actividad minera.

“La rentabilidad de las operaciones peruanas de las empresas mineras se vería afectada por políticas que se volvieran menos favorables a la inversión extranjera. Algunas de las políticas propuestas por el señor Castillo pondrían en peligro los activos mineros, las inversiones y los proyectos en curso en Perú”, sostiene.

Pone como ejemplo dos compañías que podrían afectarse, pues dependen de su financiamiento para cumplir con deudas. Es el caso de Buenaventura, con calificación B1 negativo, que planea pagar una deuda tributaria por US$ 584.5 millones, a través de un endeudamiento de US$ 550 millones. Situación similar es la de Volcan, con nota B1 estable, que planea pagar una deuda de US$ 499 millones con inyección de capital de sus accionistas.

“Los cambios en las concesiones o políticas actuales que resulten en demoras en los permisos o un aumento en regalías o impuestos podrían resultar en ingresos más débiles, demoras en proyectos o perjudicar la rentabilidad de las empresas mineras”, señala Moody’s.

Más fortaleza

Hay otro sector que tendría más resiliencia a medidas de política que reduzcan el crecimiento del PBI, la confianza del consumidor o el poder adquisitivo, de cualquiera de los candidatos: el de consumo masivo.

“Consideramos que la mayoría de las empresas peruanas calificadas están bien posicionadas para defender sus ingresos con un impacto modesto en su rentabilidad”, refiere la calificadora. Moody’s explicó que empresas como Alicorp (Baa3 estable), Cencosud (Baa3 estable), InRetail Consumer (Baa3 estable) e InRetail Pharma (Ba1 estable), por ejemplo, tienen posiciones líderes en el mercado, una amplia cartera de productos de productos esenciales y una amplia presencia en Perú, combinados con diversificación geográfica.

Estas características les permitirán navegar en un entorno de menor crecimiento económico y desafiar la confianza del consumidor.

Perú tiene una baja penetración de centros comerciales y una mayor participación de inquilinos orientados a productos y servicios esenciales que en los mercados desarrollados, lo que respalda la estabilidad de ingresos para Ripley Corp (Ba3 estable) e InRetail Shopping Malls (Ba2 estable).

Deterioro de entidades económicas afectaría bancos

Para Moody’s, un deterioro en las instituciones económicas, que hasta ahora han apoyado sólidos fundamentales en el sistema financiero, podría afectar negativamente la fortaleza financiera de los bancos peruanos.

Específicamente, la evaluación crediticia base de los bancos del país se vería afectada si la fortaleza institucional se debilita como resultado de cualquier nueva política que altere la autonomía del Banco Central de Reserva (BCR), la SBS o el propio Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Precisa que tanto Castillo como Fujimori tienen propuestas que apuntan a fortalecer las instituciones financieras cooperativas y aumentar el papel de los bancos de desarrollo en el país, lo cual consideran positivo desde el punto de vista crediticio porque impulsarían la inclusión financiera y complementarían los préstamos bancarios.

La agencia señala que si bien ambos candidatos comparten propuestas similares, sus enfoques son diferentes. Castillo afirma en su plan económico que el Gobierno peruano permite y protege el “monopolio privado” de los bancos, mientras que Fujimori sostiene que el sistema financiero está subdesarrollado y que la alta concentración de ahorros en las instituciones de inversión ha resultado en altas tasas de interés, inversiones ilíquidas e informalidad.

Retiros de AFP aumentan riesgo para sistema

Impacto. Moody’s señala que los retiros permitidos de las AFP han alimentado el debate en la campaña presidencial sobre la reforma del sistema de pensiones, aumentando el riesgo de propuestas más disruptivas. Los cambios institucionales del sistema de pensiones dependen en gran medida de las creencias políticas y del apoyo de la población en general.

El candidato que ha planteado cambiar el sistema de pensiones privado es Pedro Castillo, para que sea reemplazado gradualmente por un sistema administrado por el Estado, lo que eliminaría las características del actual sistema privado de pensiones.

Javier Prialé – Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!