Vie. Dic 2nd, 2022

El reciente y público jalón de orejas de la premier Mirtha Vásquez al ministro de Energía y Minas, Eduardo González Toro, debido a sus inasistencias a la Comisión Multisectorial encargada de la masificación del gas natural, constituye una evidencia más de la abdicación total del presidente Pedro Castillo al cerronismo, tratándose de una cartera clave, según advierten múltiples voces del sector a La República.

Este desaire a la titular de la Presidencia del Consejo de Ministros, que preside dicha comisión, tiene un claro tinte político. Así lo ha dado a entender el secretario general del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón, mediante sus redes sociales y a través de algunos congresistas como Guillermo Bermejo, quien votó en contra de la confianza a la premier. Precisamente, Bermejo, así como otras figuras vinculadas al partido, es un asiduo concurrente al ministerio ubicado en San Borja.

“Todo esto ocurre en un momento en el que se necesita reactivar la inversión, aprovechar los altos precios del petróleo, gas y minerales”, lamenta Eleodoro Mayorga, exministro de Energía y Minas.

Y es que históricamente el Minem ha gozado de un alto grado de solvencia técnica en su personal, debido a que tiene como rol dirigir, decidir y dar los lineamientos sectoriales (normas, reglamentos), es decir, fijar el norte que se debe seguir.

Por otro lado, una fuente confirmó a este medio que se ha presentado un informe en el que se solicita bajar las exigencias, tanto en credenciales como competencias, para ser funcionario en el ministerio en mención.

Un ejemplo tangible, a todo lo que viene sucediendo, es la reciente designación del excongresista por Apurímac Lenin Checco Chauca como jefe de gabinete de asesores del Minem.

Según información obtenida, Lenin asumiría la conducción de la conflictividad en el corredor minero del sur, un asunto que antes veía directamente desde el premierato Guido Bellido.

Cabe mencionar que Checco Chauca es una figura constante si de conflictividad se trata con el sector minero.

“Hay gente que se aprovecha exacerbando los sentimientos y emociones de las poblaciones buscando así rédito político. El tema de los conflictos sociales requiere experiencia, tino, prudencia. Alguien que se ha dedicado a agitar masas, con qué capacidad de gestión va a ir a buscar espacios de diálogo. Me molesta porque es mi región y aquí no está en juego el país, sino la mezquindad de los juegos personales”, aseveró Richard Arce, docente e investigador de la Universidad Cayetano Heredia.

Cambios que cuestan

A la fecha, este Gobierno va nombrando dos titulares en el Minem. Primero ingresó Iván Merino y fue sucedido por Eduardo González Toro (candidato al Congreso en el 2016 con Perú Libertario, hoy Perú Libre), quien, según varias versiones, habría sido colocado por Roger Nájar, hombre de confianza de Vladimir Cerrón.

Tras la llegada de González Toro, los cambios son inocultables: los viceministros de Electricidad e Hidrocarburos, así como diversos directores, la mayoría de ellos con línea de carrera, han sido reemplazados por perfiles con poco o nulo expertise.

Para Mayorga, los problemas en el Minem no se resolverán si es que no se toma una decisión al más alto nivel. “Alguien tiene que conversar con el presidente y la premier. Este sector necesita medidas inteligentes porque el costo de no tomarlas y no gatillar las cosas correctamente será muy alto”, subrayó.

Lo cierto es que hoy la producción petrolera se encuentra en mínimos históricos, la inversión minera (a setiembre) lejos de la meta de US$ 5.200 millones para este año, y la renegociación del gas aún sin claridad respecto a lo que se buscará renegociar.

Todo lo que está en juego desde el Minem

De acuerdo con lo expresado por el presidente Castillo, el proceso de masificación en su Gobierno tendrá un enfoque descentralizado. Esto será liderado por Petroperú con recursos del Fise, según informó el Minem.

No obstante, para diversos especialistas en materia energética, la masificación es una política de Estado y no forma parte, directamente, de la renegociación con el consorcio Camisea.

En ese sentido, la inversión en exploración gasífera y un pago adecuado por el gas que se va para la exportación son considerados vitales en la renegociación.

Al cierre de este informe, el Minem no brindó su descargo.

Datos

Sin rumbo. Se advierte que la inacción en los más altos niveles del Minem ha dilatado importantes decisiones. Una de ellas, el recambio del directorio de Perupetro, que por ley renegociará los contratos de Camisea.

Descenso. La producción promedio de petróleo (a noviembre) es casi la mitad que hace 11 años.

La República

Por admin


Déjanos tu opinión!