Jue. May 26th, 2022

Un mercado mundial del cobre cada vez más estrecho enfrenta la posibilidad real de que se produzcan huelgas simultáneas en tres minas de Chile, el principal productor.

La amenaza más grave para el suministro mundial proviene de Escondida, la mina de cobre más grande del mundo, donde la semana pasada los trabajadores rechazaron la última oferta salarial del propietario BHP Group.

A menos que las dos partes lleguen esta semana a un acuerdo en las conversaciones mediadas por el Gobierno, el mercado podría quedarse sin la producción de un proyecto que el año pasado extrajo 1.2 millones de toneladas métricas.

Otras dos minas más pequeñas —Andina de Codelco y Caserones de JX Nippon Mining & Metals— se encuentran en la misma etapa de su negociación colectiva. Esto pone en riesgo más del 7% de la producción mundial en un momento particularmente sensible del ciclo de los metales y de la política chilena.

Las tensiones laborales se intensifican justo cuando los billones de dólares en estímulos gubernamentales alimentan la demanda de metales industriales. Los futuros del cobre han subido en las últimas dos semanas tras retroceder desde un máximo histórico en mayo. El lunes, los precios llegaron a ganar un 0.8% a US$ 9,810 la tonelada en la LME.

Las ganancias inesperadas que disfrutan los productores está envalentonando a los trabajadores mineros, mientras que los países estudian elevar los impuestos para ayudar a resolver las desigualdades agravadas por la pandemia.

En Chile, todo eso está ocurriendo mientras se redacta una nueva Constitución, que podría conducir a normas más estrictas sobre el agua, los glaciares, los minerales y los derechos comunitarios, mientras que en noviembre se celebran elecciones presidenciales.

Al mismo tiempo, las empresas se esfuerzan por mantener los costos laborales bajo control en un negocio cíclico y a medida que la ley del mineral se deteriora y los precios de los insumos empiezan a aumentar.

En la votación de la semana pasada, los miembros rechazaron la propuesta de BHP por una abrumadora mayoría de 99.5%. Los líderes sindicales dicen que la compañía está ofreciendo grandes bonos extraordinarios a cambio de más horas y nuevas exigencias en un intento por aumentar la productividad y las ganancias. BHP afirma que su propuesta incluye mejores condiciones y nuevos beneficios y que sigue abierta al diálogo.

“Esperamos que esta contundente votación sea el llamado de atención decisivo para que BHP inicie conversaciones sustantivas para alcanzar acuerdos satisfactorios, si es que quiere evitar un extenso conflicto, que podría ser el más costoso de la historia sindical del país”, dijo el sindicato en un comunicado.

Bloomberg

Por admin


Déjanos tu opinión!