Jue. Feb 25th, 2021

Roberto Maldonado, vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, señaló que es importante que el Estado tenga un rol promotor de la actividad minera que, con una sólida estrategia de comunicación, difunda sus múltiples beneficios para el desarrollo de las regiones.

El primer vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), Ing. Roberto Maldonado, destacó que el sector minero formal peruano está preparado para afrontar esta segunda ola de la pandemia por Covid-19, ya que han implementado altos estándares sanitarios en sus operaciones y proyectos.

“Sin duda, esta nueva fase eleva el nivel de atención y cuidado, pero el riesgo está relativamente controlado por parte de nuestra industria por lo que no debería afectar en gran medida al sector”, sostuvo.

Agregó que, durante muchos años, la industria minera ha adquirido un importante conocimiento en la gestión de personas y establecimiento de protocolos de seguridad y sanidad, que ahora se han reforzado y son parte de su sistema de gestión, logrando disminuir el riesgo de contagio. “No estamos partiendo de cero y esa es una consideración que debería tomar el gobierno”.

Sobre la paralización del sector minero durante los primeros meses de la primera cuarentena, dijo que se pudo tener un mejor tratamiento al respecto, como lo hicieron otros países mineros como Australia, donde la minería no paralizó operaciones sino fue declarada una industria esencial. Dicho país implementó un mecanismo de coordinación nacional para el sector de recursos, mientras que, en el caso peruano, en ese periodo, se registró una pérdida de producción minera de US$ 5.000 a US$ 6.000 millones.

En ese sentido, sostuvo que, a diferencia de la primera cuarentena -donde se restringieron todas las actividades operativas y debía obtenerse una autorización especial para reiniciar operaciones- en esta segunda cuarentena existe un cambio, pues se ha determinado la restricción solo a algunas actividades. “Creo que existe cierto entendimiento de la importancia de la minería y los altos estándares sanitarios que la minería ha implementado en estos tiempos de crisis”.

Elecciones: la minería en la agenda

Sobre las próximas elecciones generales y su impacto con el sector, Roberto Maldonado señaló que el nivel de madurez de nuestra política no es el óptimo y, sin duda, ello puede influir en la percepción de estabilidad que debe tener un país como el Perú, que aspira a atraer más inversionistas en beneficios de desarrollo económico y social. En ese sentido, señaló que espera propuestas responsables que consideren a la minería como un socio estratégico en el corto, mediano y largo plazo.

“Es importante que el Estado tenga un rol promotor de nuestra minería y a través de una sólida estrategia de comunicación difunda los múltiples beneficios de esta actividad económica para el desarrollo de las regiones. Consideramos que es posible un desarrollo territorial teniendo como principal aliado a la minería”.

Apuntó que uno de los temas principales de la administración pública es continuar los esfuerzos en materia de simplificación administrativa. Es relevante reducir los plazos y procedimientos para darle velocidad a las inversiones, sin bajar los estándares. Asimismo, se debe poner atención al rebrote de conflictividad social en torno a los proyectos mineros y operaciones, en especial, en este contexto electoral del país y de cambios políticos que podrían afectar el desarrollo de la industria.

Además, destacó que se debe asegurar la continuidad de los proyectos en construcción (Mina Justa, Ampliación Toromocho y Quellaveco), y fortalecer el acompañamiento de los siete proyectos mineros que entrarán a esta fase este año, entre los que se encuentran Corani (Puno), San Gabriel (Moquegua) y Yanacocha Sulfuros (Cajamarca). “Todos estos son determinantes para la reactivación económica”.

En cuanto a la fase de exploración, señaló que las medidas del gobierno deben estar alineadas con disminuir la sobrerregulación, que resta competitividad a la industria minera. Según S&P Global, la inversión en exploración minera a nivel mundial cayó 10% en el 2020, y en Perú 30%. Es decir, el triple, lo cual nos dice que tenemos un problema latente por resolver

Proyecciones para el sector

En cuanto a las proyecciones del sector minero para este año, el primer vicepresidente del IIMP dijo que se espera un mejor escenario a nivel general. De acuerdo a proyecciones del BCR, la producción nacional crecería un 14% el 2021. Del mismo modo, se proyectan inversiones por encima de los US$ 6.000 millones, dentro de las cuales se encuentran las inversiones en sostenimiento de la producción, las expansiones y los proyectos nuevos o greenfields. En cuanto a las exportaciones se espera que superen los US$ 26.000 millones.

Sobre el alto precio del cobre, dijo que está vinculado al crecimiento de China, a los niveles de stock, al crecimiento de fabricación de vehículos eléctricos, entre otros. En el caso del oro las proyecciones de precios a futuro se han incrementado y en el caso de la plata sigue la misma tendencia por su relación con el oro, pero también por su uso industrial.

“Existen fundamentos como la demanda de China, la fabricación de más automóviles eléctricos, el impulso de la red 5G y la inversión en infraestructura en muchos países, lo que nos lleva a atravesar un nuevo ciclo alcista del cobre que beneficiará a nuestra economía y nos ayudará a cumplir muchas de las metas que tenemos”, finalizó.

Estación Industria

Por admin


Déjanos tu opinión!