Vie. Abr 23rd, 2021

Cusco, una de las regiones más turísticas del Perú, busca una reactivación económica óptima y vive la llegada del segundo lote de vacunas contra el COVID-19 para su personal de salud, y también el apoyo por parte de los sectores hidrocarburos, minero o energético, que en las últimas semanas anunciaron la donación de 5 plantas más de oxígeno para las regiones que lo necesiten.

Según información de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), hasta el momento han colaborado con un total 23 plantas de oxígeno, 3,732 balones y más de 4 millones de litros de oxígeno en todo el país, y a este apoyo se suma el Consorcio Camisea, operado por Pluspetrol, que desde que inició la pandemia ofreció un apoyo equivalente a más de S/ 747 mil para potenciar centros de salud de la selva de Cusco, pruebas rápidas y material de bioseguridad.

Este tipo de aportes de los sectores minero – energéticos impactaron en la población de Cusco con prevención ante el coronavirus, recuperación de pacientes, generación de empleo e información para las distintas comunidades nativas del Bajo Urubamba, donde se ubica el yacimiento de Camisea, que genera más de 40% de energía para el Perú.

“De las 41 plantas de oxígeno que ha donado el sector privado, 23 provienen del sector minero-energético. Es una lucha urgente y con la cual estamos comprometidos”, informó la SNMPE. Este tipo de ayuda permitió que el trabajo persista en las zonas de influencia de las empresas.

Desde que empezó la pandemia en Perú, Camisea entregó más de 3,600 pruebas rápidas y 7,300 mascarillas, además de la compra de víveres, combustible y medicinas que beneficiaron a 23 comunidades nativas. También formó una alianza con la Municipalidad de Cusco, la Cámara de Comercio y la Cámara de Turismo de la ciudad para comprar y distribuir kits de medicina básica en el tratamiento del coronavirus en diversos centros de salud de la región, en el marco de campaña “Te cuido Cusco”.

Por admin


Déjanos tu opinión!