Jue. Sep 24th, 2020

El Ministerio de Energía y Minas (Minem), a través de la Oficina General de Gestión Social (OGGS), realizó la entrega del Plan de Consulta Previa consensuada con 11 comunidades originarias ubicadas en la zona de influencia del proyecto minero “Antapaccay – Expansión Tintaya – Integración Coroccohuayco” en Espinar, Cusco.

La directora de la OGGS, Iris Cárdenas Pino, remarcó ante los representantes de la población, que el Estado reconoce el derecho de los pueblos indígenas a participar en las decisiones y los procesos relacionados con su desarrollo, sus formas de vida y prácticas culturales.

El Plan de Consulta Previa fue elaborado de manera consensuada entre el Estado y las comunidades originarias. “El proceso de diálogo con las comunidades se ha realizado bajo el principio de la buena fe y el respeto mutuo”, destacó Cárdenas Pino.

La reunión contó con la presencia de representantes de los dirigentes de las comunidades de Tintaya Marquiri, Huano Huano, Alto Huancané, Huancané Bajo, Alto Huarca, Cala Cala, Suero y Cama, Huarca, Huisa Ccollana, Huisa y Anta Ccollana.

El Minem y las comunidades acordaron que luego de firmar el acta de entrega del Plan de Consulta Previa y sus anexos, procederán a una etapa informativa a los pueblos originarios sobre las posibles afectaciones a los derechos colectivos de las comunidades, impactos y consecuencias de la medida, atendiendo a la diversidad de los pueblos indígenas existentes y de sus costumbres.

Se planteó que el primer taller informativo se desarrollará en la comunidad campesina Tintaya Marquiri el próximo 14 de marzo. De igual forma, se estableció el cronograma de fechas donde se brindará la información a las 10 comunidades restantes.

Finalmente, se proyectó que la etapa de evaluación interna por parte de las comunidades originarias se realizará en el mes de abril y la etapa de diálogo intercultural se realizará en la localidad de la comunidad campesina de Tintaya Marquiri.

La inversión por la integración Coroccohuayco está prevista en US$ 590 millones. El proyecto integrado contempla un ciclo de vida de aproximadamente 34 años y se divide en varias etapas: la construcción de la mina y la operación Antapaccay-Tintaya, una posterior operación en ambas áreas, una etapa de cierre y adicionalmente una etapa de postcierre conceptual.

Por admin


Déjanos tu opinión!