Graña y Montero registró pérdidas por S/132 mlls. en el 2017

en: Construcción/Noticias

La constructora peruana Graña y Montero registró pérdidas netas por S/132,8 millones en el 2017, un incremento de 12,8% respecto al 2016, explicado por el deterioro de su inversión en el Gasoducto Sur Peruano (GSP).

Además, presentó una mayor disminución de su margen neto de -1,8% en el 2016 a -2,1% en el 2017. Sin embargo, logró reducir su deuda por la venta de activos no estratégicos que llevó a cabo durante el año: se redujo US$220 millones hasta el 2017, un 21% menos que lo registrado en el 2016.

El incremento de los gastos financieros se explican tantos por los costos financieros relacionados al refinanciamiento de la deuda por los compromisos asumidos tras el termino del contrato del GSP, como por el descuento financiero de las cuentas por cobrar a largo plazo con el GSP.

Tan solo para el GSP corresponden US$147 millones a la deuda por el financiamiento del equity de Gasoducto del Sur; y US$15,6 millones se destinaron a la ejecución de la carta fianza de fiel cumplimiento.

Respecto a la deuda bancaria consolidad al 2017, esta asciende a US$812,8 millones. A ello se le suma la deuda financiera con Chubb, que suman US$828,5 millones.

Por otro lado, la cartera de proyectos (backlog) escaló a US$2.388,4 millones al cierre del 2017; con ellos, los negocios recurrentes (correspondientes al negocio de Petróleo y Gas, y la carretera Norvial) fueron de US$585,1 millones, alcanzando un total de US$2.973,5 millones, lo que representa 1,58 veces sobre las ventas anuales.

Se estima que US$1.098,9 millones se ejecutarán durante el 2018, US$666,2 millones durante el 2019 y US$623,3 millones desde el 2020 en adelante. Sobre los negocios recurrentes, US$176,7 millones se ejecutarán en el 2018, US$197,3 millones en el 2019 y el resto del 2020 en adelante.

VENTAS

La constructora peruana alcanzó ventas acumuladas por S/6.279,8 millones en el 2017, una disminución de 3,2% respecto al 2016, explicado por los menores ingresos en Ingeniería y Construcción, debido a la menor cantidad de obras en ejecución en GYM y Morelco, así como menos ventas en Stracon GyM.

En el Área de Servicios se registró un aumento de 4,3% respecto al 2016, debido a que en el 2016 sólo se consideraron los ingresos de Adexus desde agosto del 2016 , fecha en que se consolida el negocio.

En tanto, las ventas del área Inmobiliaria se incrementaron. Esto responde a la venta del Cuartel San Martín por US$50 millones en el primer trimestre del 2017, y por la mayor cantidad de unidades entregadas en el 2017 (1.418 unidades contra 938 entregadas en el 2016).

En el área de Infraestructura los ingresos aumentaron 23,2% respecto al 2016, explicado principalmente por las mayores ventas en GMP, Survial, Concar y GyM Ferrovias.

Así, el ebitda ajustado al 2017 se incrementa S/661,9 millones, 22,4% más que lo registrado en el 2016, explicado por los mejores resultados operativos.

UTILIDAD

La utilidad bruta consolidada en el 2017 aumentó en 16,5% hasta S/716,4 millones; así, el margen se incrementa de 9,5% a 11,4% en el 2017, explicado principalmente por los mejores márgenes en el área de Ingeniería y Construcción.

En tanto, la utilidad operativa incrementó de S/249 millones en el 2016 hasta S/572,8 millones al 2017, con márgenes de 3,8% y 9,1%, respectivamente.

Asimismo, el importe de gastos administrativos del 2017 aumentó 4.9% en comparación con el 2016. Si bien todos las Áreas han reducido los gastos generales con respecto al 2016, a nivel de la holding, éstos se incrementaron como consecuencia de los gastos de la crisis.


Déjanos tu opinión!