Dom. Mar 7th, 2021

La nueva normalidad originada por la pandemia del Covid-19 obligará a las empresas mineras a implementar el uso de nuevas tecnologías y reformular su estrategias de relacionamiento comunitario en las zonas de influencia de sus operaciones. La transparencia en la información y la construcción de confianza serán claves para ello.

Así lo indicaron especialistas que participaron en el Jueves Minero Virtual, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), donde se debatió sobre los desafíos en gestión social que tienen las empresas mineras en nuestro país para enfrentar esta nueva etapa.

Alejandro Hermoza, vicepresidente de sostenibilidad de Compañía de Minas Buenaventura, refirió que en estos más de 70 días no solo tuvieron que construir sólidos protocolos sanitarios para transmitir confianza en sus trabajadores y en las comunidades, sino también iniciar comunicaciones virtuales.

“Ha sido importante construir espacios virtuales con las comunidades. Hoy en día tenemos reuniones con muchas de estas a través de instrumentos como Zoom. Es un reto aprender a transmitir confianza a través de estos espacios virtuales”, indicó el representante de esta empresa que opera en ocho regiones del país.

Por su parte, Javier Escudero, director de relaciones comunitarias de Hudbay Perú, señaló que el éxito de este nuevo tipo de relacionamiento con las comunidades dependerá de factores como el nivel de penetración digital, las habilidades digitales de las personas y el idioma.

En ese sentido, indicó que las empresas mineras deberán brindar un mínimo soporte tecnológico a las comunidades de su entorno, como colocar puntos de red, accesos satelitales o habilitar megas para datos. “La asamblea comunal por un tiempo va a estar vetada, apuntó.

Sin embargo, Marina Irigoyen, coordinadora del Grupo de Diálogo, Minería y Desarrollo Sostenible, remarcó que el enfoque de las relaciones comunitarias hacia adelante no solo debe responder al uso de nuevas tecnologías, sino establecer una perspectiva de mayor equidad y calificación para el acceso a estos espacios.

“Se debe reconocer que tenemos un gran sector que de por sí ya tiene una traba social como es la mujer y que debemos promover su activa participación en estos procesos. Ojalá esta oportunidad que deber servir para desarrollar y afianzar la confianza sirva también para ello”, subrayó.

Finalmente, Julio Casas, gerente de proyectos de Social Capital Group, comentó que en este nuevo contexto de distanciamiento físico hay una mayor demanda de relacionamiento social en las áreas de influencia de los proyectos u operaciones mineras. También anotó que los equipos de relaciones comunitarias deben aprovechar este momento para planificar las nuevas herramientas de participación para los retos de hoy.

IIMP

Por admin


Déjanos tu opinión!